No hacerse ilusiones

En la Universidad de La Habana cientos de estudiantes de diferentes enseñanzas esperaron la victoria del pueblo cubano en la ONU a favor de eliminar el bloqueo. Pioneros capitalinos reconocieron apoyo internacional contra la fracasada política

Autores:

Margarita Barrios
Hugo García
Yuniel Labacena Romero
Glenda Boza Ibarra
Enio Echezábal Acosta

El recinto universitario se estremeció primero al conocerse que Estados Unidos se abstendría en esta ocasión y, poco después, cuando se hizo pública la votación de la totalidad de los Estados presentes. Era como si en ese instante muchos viejos y nuevos sueños se juntaran en  la Universidad de La Habana para demostrar que otra vez la verdad se abría paso.

«Se oye, se siente, Cuba está presente; Abajo el bloqueo; Victoria», coreó tenazmente la multitud mientras se dejaba acompañar de los acordes de las canciones Cuba va, de Silvio Rodríguez y Son los sueños todavía, de Gerardo Alfonso. Ellos, que habían seguido, minuto a minuto, en una pantalla gigante, los debates en las Naciones Unidas, declararon a Juventud Rebelde que este era el triunfo de la firmeza, la fidelidad y la solidaridad mundial.

Estoy muy contenta con el resultado, expresó la pionera Estefani Oropeza Pérez, estudiante de 5to. año de la escuela primaria Adalberto Gómez, quien añadió que la comunidad mundial, como sus contemporáneos, sumaba su voto contra el bloqueo por ser una política criminal, la cual impide que los niños puedan tener mejores materiales escolares y medicinas, que Cuba compra a precios muy caros en terceros países.

Igual sentir compartió Mónica Mestre Morales, alumna de 12mo. grado, del preuniversitario Mártires de Porvenir. «El mundo conoce bien los daños causados a mi país por el bloqueo, pero somos más grandes que él, sabemos cómo crecernos ante la adversidad y, como dijo el Canciller cubano, somos tan patriotas y antimperialistas como nuestros padres y abuelos».

Esta es la primera vez que el Gobierno norteamericano evita apoyar explícitamente su propia ley en 25 años, desde que Cuba presenta su Informe ante la Asamblea General, recordó Jennifer Del Camino Millán, alumna de 11no. grado del preuniversitario Manuel Permuy. Añadió que con ello «no podemos hacernos ilusiones, ya que la historia de las relaciones de ese país con el nuestro siempre han sido para destruir la Revolución, algo que nunca podrán».

«¿Con qué moral habla de derechos humanos la representante de los Estados Unidos cuando su país potencia la guerra, el terrorismo y discrimina a sus ciudadanos por el color de la piel?», se preguntó Nilexsy Cárdenas Fuentes, estudiante de 3er. año de Derecho de la Universidad de La Habana, quien añadió que basta ya de esa retórica con la que Estados Unidos ha justificado el cerco imperial año tras año.

Si por ser una de las naciones más solidarias del mundo, si por defender el derecho a la salud, la educación, la ciencia y el deporte de los cubanos, si por declarar que nuestra soberanía reside en el pueblo, si por colocar a los jóvenes en un lugar privilegiado dentro de nuestro sistema social... es que se nos acusa de violar los derechos humanos, bienvenida sea esa acusación, aseguró la joven.

Su compañero de estudios Raúl Alejandro Palmero, recordó que el quinto paquete de medidas, anunciados hace más de una semana por la administración de Barack Obama, todavía es muy ilimitado, pues no ha utilizado todas sus prerrogativas para vaciar de contenido el cerco. «Ante ello tenemos que seguir alzando nuestras voces para que se haga justicia».

Debemos decir que el bloqueo es un obstáculo, así lo ve Obama, para la política que Estados Unidos quiere seguir con Cuba, expresó Esteban Morales, investigador del Centro de Estudios sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana.

Agregó que no podemos pensar que la abstención el Gobierno norteamericano la hace desde una posición derrotista o renunciando a su interés verdadero con Cuba. Nada de eso, ahora es que empieza la otra pelea. No se puede dejar que el imperio haga en el mundo lo que quiera. Creo que Cuba sirvió de conejillo de indias para demostrar que la fábula de David y Goliat puede ser una realidad histórica. Por muy pequeño que tú seas, si tienes razones, moral y principios, tú triunfas, reflexionó.

Para las nuevas generaciones, que nacieron y han vivido bajo el bloqueo, lo sucedido este miércoles, como dijeron, es, sin dudas, otra demostración de unidad y de principios, porque como afirmó Fidel, el 2 de diciembre de 2005, nosotros «continuaremos resistiendo las consecuencias del bloqueo, que algún día será derrotado por la dignidad de los cubanos, la solidaridad de los pueblos y la casi absoluta oposición de los Gobiernos del mundo —como lo demostró una vez más la votación en la ONU—, y también por el creciente rechazo del pueblo norteamericano a esa absurda política que viola flagrantemente sus derechos constitucionales».

Gratitud de pioneros

Luego de conocerse el favorable resultado de las Naciones Unidas, un grupo de pioneros capitalinos de los municipios de Playa, Plaza y La Habana Vieja, recorrió las Embajadas de naciones con presencia en Cuba que votaron a favor del proyecto de resolución presentado por la Mayor de las Antillas.

Cada sede diplomática fue «invadida» por pequeños grupos de estudiantes, que en señal de agradecimiento obsequiaron  a sus representantes una flor y una bandera cubana.

Al frente de la «pequeña» gran tropa estuvieron Aymara Guzmán Carrazana, presidenta  de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y Liudmila López Rómulo, directiva a nivel provincial de esa organización.

Durante la visita a la Embajada venezolana, la representación pioneril recibió un agradable saludo del embajador Alí Rodríguez Araque y todo el personal allí presente.

El alumno Diego Hidalgo Venegas, que cursa el sexto grado en la escuela primaria José Luis Tasende, habló en nombre de sus compañeros, y dijo sentir un gran honor por la atención recibida en la sede diplomática del país hermano.

Rodríguez Araque calificó de abrumadora la votación que tuvo lugar este miércoles en Naciones Unidas, y se refirió al bloqueo como «una reliquia primitiva de lo más atrasado de las políticas imperiales».

«Cuba ha tenido importantísimas victorias, que corresponden a su posición justa de dignidad y de legítimo derecho, y al ejercicio pleno de su soberanía sin interferencias de ningún tipo», declaró.

El embajador bolivariano hizo un aparte para hablar de la actualidad de su país y expresó que pese a la dura batalla que les ha planteado la oposición, valiéndose incluso de la violencia como mecanismo desestabilizador, el pueblo no ha dejado de apoyar al presidente Maduro y su proyecto social.

No renunciaremos a la gloria

En numerosos escenarios de todo el país hubo este miércoles pronunciamientos contra el brutal bloqueo estadounidense, así como se escucharon también expresiones de respaldo a la victoria del pueblo cubano en la ONU.

Decenas de estudiantes manifestaron su enérgica condena a la fracasada política en la Facultad de Ciencias Médicas de Matanzas. Lianet Cedeño, presidenta de la FEU en esa institución, dijo que «jamás renunciaremos a nuestra independencia, ni a la gloria que hemos conquistado», reafirmó la joven.

En tierra yumurina se protagonizaron también actos de rechazo en el Parque de La libertad, frente al Gobierno provincial, en la Escuela Vocacional de Arte Alfonso Pérez Issac y en la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

Durante la Primera Conferencia Científica Internacional de la Universidad de Cienfuegos prestigiosos docentes de varios países se pronunciaron, asimismo, contra el cerco económico.

La doctora Marlene Marie Johnson, directora de la Junta Asesora del Consorcio de Redes de Comunicación de Washington DC, en Estados Unidos, afirmó que la Asociación Internacional de Educadores y su iniciativa Compromiso por Cuba, abogan por el levantamiento del bloqueo a la Isla.

Igualmente, los cerca de 300 participantes de 22 países en el Congreso Mundial Docencia 2016 unieron sus voces para condenar la genocida política a la que está sometida la Mayor de las Antillas.

Estudiantes de diversas enseñanzas siguieron en la Universidad de La Habana, minuto a minuto, en una pantalla gigante, los debates en las Naciones Unidas.

Pioneros capitalinos recorrieron las Embajadas de naciones con presencia en Cuba que votaron a favor del proyecto de resolución presentado por la Mayor de las Antillas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.