Un barco por la paz, y no es de papel

El primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel recibió en un especial encuentro a miembros del proyecto japonés de desnuclearización «Barco por la paz»

Autor:

Juventud Rebelde

La Habana, octubre 27.— El primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel, confraternizó con miembros del proyecto pacifista con sede en Japón «Barco por la Paz» informó este jueves una fuente oficial, según PL.

Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, indica en un reporte que en el encuentro Díaz-Canel expresó a los visitantes su satisfacción por el encuentro y les trasladó un cordial saludo del pueblo de la Isla.

También agradeció las muestras de amistad y solidaridad que profesan a Cuba desde que comenzaron sus vínculos en 1989.

«Es muy importante para nosotros su estancia aquí, más en este momento en que Cuba logró un rotundo éxito en la ONU contra el bloqueo económico, financiero y comercial que impone Estados Unidos. Es un día significativo y su visita realza esa significación», remarcó.

Además, resaltó la trascendencia histórica de los hibakushas (sobrevivientes de los ataques atómicos a Hiroshima y Nagasaki en 1945), quienes transmiten esa experiencia de dolor con una manifestación de paz y de mejoramiento humano.

«Es vital, expresó, que todos los ciudadanos del mundo trabajen para que la humanidad no olvide los terribles genocidios de Hiroshima y Nagasaki».

También fue destacada la importancia que Cuba concede a la visita del «Barco por la Paz», por lo que representa la lucha de esta organización internacional contra el uso de las armas nucleares, «para reflexionar y compartir ideas en la lucha por la paz y la desnuclearización del mundo», precisó Díaz-Canel, según PL.

Por su parte, Yoshioka Tatsuya, director del proyecto pacifista con sede en Japón, manifestó en nombre de todos los viajeros su felicitación al pueblo de Cuba por el más reciente triunfo contra el bloqueo estadounidense en las Naciones Unidas.

El crucero (Peace Boat), por sus siglas en inglés, tocó tierra cubana la víspera y en las próximas horas continuará su travesía global número 92.

Cómo recibió Cuba al Barco de la Paz

Los cerca de mil pasajeros del Barco de la Paz , la mayoría japoneses, recibieron una cálida bienvenida en la terminal habanera de cruceros, donde junto a niños y jóvenes cubanos bailaron y cantaron en una coreografía contra el bloqueo (flashmob), según ACN.

Una nota del propio organismo destaca la feliz coincidencia del arribo del referido buque en el mismo día en que Cuba obtenía, en la Asamblea General de Naciones Unidas, otra victoria internacional contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la Isla por Estados Unidos, lo cual se subrayó en el recibimiento.

Yoshioka Tatsuya, fundador y director de Peace Boat, explicó que esta organización siempre ha trabajado por la paz, la sostenibilidad del mundo y por la amistad con el pueblo cubano; y se pronunció en contra de esa genocida política que calificó de inhumana.

Sobre la presencia de siete hibakushas (sobrevivientes de los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki en 1945) en este viaje, Yoshioka Tatsuya, señaló que aún hoy existe una amenaza global para la supervivencia humana, por la existencia de las armas nucleares.

Los testimonios de aquellos terribles bombardeos y sus secuelas tenemos que compartirlos con todas las personas posibles, agregó, y apuntó: cubanos y japoneses debemos unirnos en la lucha por la abolición de las armas nucleares.

Kenia Serrano expresó gran alegría y satisfacción por esta nueva visita del Peace Boat, la cual, indicó, significa «el compromiso del pueblo japonés con la paz y un mensaje al mundo de que Cuba es un pueblo de paz».

Luego de disfrutar la presentación cultural de bienvenida y de su encuentro con el Primer Vicepresidente cubano, los viajeros, distribuidos en 15 grupos recorren centros de interés socio cultural, productivo, histórico y turístico.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.