Casi restablecidos sistemas hidráulicos en los municipios afectados por Matthew - Cuba

Casi restablecidos sistemas hidráulicos en los municipios afectados por Matthew

Desde ayer unos 3 000 pobladores de los municipios de Baracoa, Imías y Yateras que reciben agua corriente a través de los acueductos de La Vieja y Rubiero, ubicados en zonas prácticamente intransitables, cuentan con el vital servicio tras la interconexión de ambos sistemas de abasto

Autor:

Haydee León Moya

GUANTÁNAMO.— La totalidad de los sistemas de abasto de agua afectados por el huracán Matthew en los municipios de Baracoa, Imías y Yateras fueron restablecidos esta semana, mientras en Maisí, donde quedaron fuera de servicio los 13 sistemas hidráulicos que abastecen a la población y la economía local, está a punto de ponerse en funcionamiento el acueducto de la zona de Rubiero, el único que falta por restituirse en ese territorio del extremo oriental cubano.

Alfredo Correa Álvarez, delegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en la provincia, informó a Juventud Rebelde que desde ayer unos 3 000 pobladores que reciben agua corriente a través de los acueductos de La Vieja y Rubiero, ubicados en zonas prácticamente intransitables, cuentan con el vital servicio tras la interconexión de ambos sistemas de abasto.

El directivo destacó el esfuerzo colosal de combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, de brigadas constructoras de Recursos Hidráulicos y de la población de esas zonas, quienes trabajan todo el tiempo bajo la lluvia y con el empleo de yuntas de bueyes como único «equipamiento» capaz de sortear las complejidades del acceso.

En condiciones similares se iniciará en breve la interconexión de otros dos acueductos en la zona de Malla, lo cual es una solución, como la mencionada, pensada para enfrentar también los prolongados períodos de sequía que padecen la población y la agricultura del lugar.

Al valorar el impacto económico de los trabajos de recuperación hidráulica en Maisí, donde todo el sistema fue severamente impactado, Correa Álvarez comentó que durante más de 20 días se mantuvo el abasto tanto en el sector residencial como en las entidades económicas y sociales, con el empleo de 27 carros-cisterna del INRH y de otros organismos.

Aunque todavía no se han cuantificado los daños en esta rama, se estiman numerosas pérdidas en 63 acueductos. Cuantiosa ha sido igualmente la inversión para sustituir, hasta el momento, cerca de 20 kilómetros de tuberías de aluminio por conductoras de polietileno de alta densidad, más resistentes y duraderas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.