Nos sigue uniendo

Como tantas veces a la vera del líder cubano y desde la unidad que legara su ejemplo, otra vez muchas personalidades de otras partes del mundo fueron una para decir Hasta siempre, Comandante

Autor:

Juventud Rebelde

Solo un hombre de la estatura de nuestro Fidel consigue tales gestos de amor. Algunos de los presidentes que lo honraron en La Habana apenas fueron a sus países para ocuparse de asuntos urgentes y volvieron para estar en Santiago. Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Evo Morales aterrizaron este sábado en la Ciudad Héroe y estuvieron también en la primera fila del tributo en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo Grajales.

Al pie del avión el Presidente de Bolivia volvió a las esencias de sus palabras en La Habana.

«Será eternamente Fidel. Lo quiero mucho, lo admiro muchísimo. Extrañaré sus reflexiones, sus recomendaciones, su educación, extrañaré los encuentros que teníamos. Sin embargo, seguimos la lucha», dijo Evo.

Más adelante, en declaraciones a PL, el mandatario llamó a continuar su legado.

«Unidad, unidad, instó Fidel en reiteradas oportunidades a los pueblos progresistas del mundo y en especial a los de esta región para enfrentar los embates de la derecha imperialista. Ahora somos nosotros los que debemos continuar su legado». Agregó: «Fidel somos todos».

En la tarde de este sábado Evo coincidió en su arribo a Santiago de Cuba para el tributo a nuestro Comandante en Jefe con otros dos amigos de Cuba: Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva. El líder indígena diría entonces: «Fidel nos sigue uniendo».

Dilma fue la primera en comentar la hondura de sus sentimientos hacia Fidel y las razones que la hicieron llegar a Santiago de Cuba para el homenaje al líder cubano y latinoamericano.

«Yo creo que luchó y llegó a la victoria. Es un ejemplo magnífico el que nos deja a todos los pueblos de América Latina en estos momentos».

Luego fue Lula quien alzó su voz triste: «Yo sé lo que Fidel representó aquí en Santiago, en el pueblo y en el mundo entero para todas las personas que luchan por la igualdad social, por dignidad».

«Mucha tristeza, mucha tristeza», repetía como un mantra el expresidente brasileño Lula al descender del avión: «Dondequiera que esté, él sabe el cariño que yo le tengo y lo que le agradezco a él y al pueblo cubano», y recordó su reacción al enterarse de la noticia.

«Estaba limpiando una pared y ahí mismo con la pistola de agua y me vino la idea de escribir ¡Viva Fidel! Me puse orgulloso de la acogida que tuvo esa imagen por millones en el mundo, si yo pudiera hubiera hecho mucho más».

El presidente interino de Haití, Jocelerme Privert, otro de los asistentes al acto de masas, habló del respeto y del agradecimiento de su pueblo.

«El pueblo cubano no está solo en su dolor por la muerte del líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, pues los haitianos y todos los pueblos de la tierra también lo lloran», expresó.

«Fidel no solo fue un líder de la Isla, sino también un líder del mundo», apuntó el mandatario, quien aseguró que no podía faltar al tributo y testimoniar el más profundo respeto, reconocimiento, amistad y agradecimiento del pueblo haitiano a Fidel y a los cubanos.

El pueblo haitiano también estuvo representado por el exmandatario René Preval.

El astro del fútbol Diego Armando Maradona fue una de las figuras que estuvo en el homenaje. Delegaciones de todas partes del mundo llegaron también a la ciudad que acogió primero a la Revolución, porque cuando Fidel convoca con su altura en la historia contemporánea cobran más peso las palabras de Evo: «Fidel nos sigue uniendo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.