Declaración en La Habana patentiza vigencia de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, dio lectura al texto donde se reafirma el apoyo de Cuba y Venezuela  a ese proyecto unitario en su duodécimo aniversario, durante el acto celebrado este miércoles en el Palacio de Convenciones con l presencia de los presidentes de Cuba y Venezuela, Raúl castro y Nicolás Maduro

Alina Perera Robbio
perera@juventudrebelde.cu
14 de Diciembre del 2016 19:54:14 CDT

La Declaración de los gobiernos de la República de Cuba y la República Bolivariana de Venezuela en ocasión del duodécimo aniversario de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), fue escuchada en la voz del canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, durante el acto de solidaridad con la patria del Libertador que tuvo lugar este miércoles en el capitalino Palacio de Convenciones.

En el encuentro que contó con la presencia de los presidentes de Cuba y Venezuela, Raúl Castro Ruz y Nicolás Maduro Moros, el titular de relaciones exteriores de la Isla y miembro del Buró Político del Partido Comunista expresó que «el compromiso continúa» , y que Cuba y Venezuela celebran el nacimiento del ALBA-TCP como fruto de la profunda vocación integracionista de sus fundadores.

El legado de Chávez y de Fidel —dijo Bruno Rodríguez al leer las palabras de la Declaración— guía hoy más que nunca el espíritu del Alba, proyecto genuino de independencia e integración, que abarca a 12 países y alcanza los ámbitos de la salud, la educación, el deporte, y la cultura.

Seguidamente el canciller cubano patentizó el compromiso con los principios bolivarianos y martianos que sustentan la Alianza, así como la determinación de seguir fortaleciendo el papel del ALBA como alternativa a los proyectos neoliberales.

De igual modo, al transmitir la voluntad de la Declaración, Bruno Rodríguez destacó el respeto irrestricto a los principios de las Naciones Unidas sobre la no intromisión en la soberanía de otras naciones y el respeto por la paz.

La Declaración, además, deja patente la convicción de que la Revolución cubana continuará su senda victoriosa hacia un socialismo próspero y sostenible como referente en la batalla por la defensa del derecho de los pueblos en la defensa de todos los seres humanos.

Más adelante la Declaración deja clara la voluntad de apoyar a la República Bolivariana y defenderla de las múltiples agresiones de las cuales está siendo objeto; rechazar profundamente todos los intentos de revertir los avances regionales en materia de unidad, concertación política e integración.

Otras ideas expresadas en la Declaración son las de reafirmar los derechos de la República Bolivariana de Venezuela como estado parte del MERCOSUR; respaldar los esfuerzos de diálogo, impulsados por Nicolás Maduro, con la oposición venezolana; y continuar trabajando en el fortalecimiento de Petrocaribe al tiempo de avanzar a otros niveles de integración regional.

No será descuidado, según la Declaración, el desarrollo de las misiones sociales, en particular la Misión Milagro. Finalmente, como expresó Rodríguez Parrilla, se reafirma el principio cardinal que debe guiar al ALBA, el cual es la solidad más amplia que se sustenta en hombres como Bolívar, Martí y otros tantos próceres sin nacionalismos egoístas que nieguen el objetivo de construir una patria grande en América Latina.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio

del autor

en esta sección