El año nuevo y los festejos más cosmopolitas - Cuba

El año nuevo y los festejos más cosmopolitas

El planeta no abre los ojos al nuevo año de un golpe. Con 39 husos horarios diferentes, toma 26 horas para que el acontecimiento abarque a todas las regiones del globo. Los habitantes de Islas Chatham y Tonga serán los primeros en aclamar al 2017

Autor:

Jorge V. Jaime

Con un poco de investigación y otro tanto de experiencia asimilada en algún viaje, cualquiera puede llegar a la conclusión de que, en realidad si queremos, podemos celebrar el año nuevo en casi cualquier mes del almanaque. Me explico más adelante.

Para los cubanos no existen las disonancias cronológicas respecto a la efeméride, ya que cada Primero de enero en la Isla es festivo, además, porque conmemoramos el triunfo, desde 1959, de la Revolución dirigida por Fidel Castro.

Empero, el resto del planeta, modulado por diferentes calendarios (gregoriano, juliano, lunar, solar), distintas costumbres, idiomas e idiosincrasias y, sobre todo, por un collage ultra-heterogéneo de religiones, ha postulado disímiles fechas para proyectar fuegos artificiales a las 12 de la noche.

Las culturas y las tradiciones varían a medida que desfilan las latitudes, pero claramente hay también muchos lugares comunes. No importa en qué sitio del mundo descorchemos la botella: la mayoría de nosotros siempre apuesta a que el nuevo año debe traer felicidad, prosperidad, salud, buena fortuna, y otros etcéteras, todos positivos.

En casi todos los países hay comidas típicas de las fiestas de fin de año. Foto: Internet

Así que con tales saludables pensamientos en la cabeza, regularmente nos quedamos despiertos hasta la medianoche, quizás para vigilar de cerca la transición del almanaque, y que todo salga acorde a las estadísticas históricas: un nuevo año debe empezar cuando se acaba el anterior...

Pero igualmente, por supuesto, para aprovechar otra oportunidad de celebrar junto a familiares y amigos. Y justo ahí, en el umbral del año nuevo, comienzan las particularidades nacionales: los alemanes vierten plomo fundido en agua fría, en Tailandia se atan las muñecas, en Países Bajos queman árboles de Navidad, los griegos hornean panes rellenos de monedas, los daneses saltan desde sillas, y en Filipinas solo usan cosas circulares, que se supone atraerán riquezas en el siguiente semestre.

Empecemos por los chinos: el año nuevo se llama Yuan Tan y las celebraciones duran entre 10 y 15 días, los vecinos se regalan paquetes con dinero en efectivo envueltos en pergamino rojo, entretanto, los más jóvenes, suelen practicar la Danza del León para espantar los demonios de la mala suerte, al tiempo que otros encienden linternas y lanzan petardos para mantener despierto al Dragón.

Para los chinos el año nuevo se llama Yuan Tan y las celebraciones duran entre 10 y 15 días. Foto: Internet

El hecho es que todo ese suceso suntuoso, según el calendario lunar, debe programarse para principios de febrero. Es decir, es posible que el próximo 31 de diciembre muchos chinos se acuesten temprano en pos de acumular fuerzas para su gran fiesta venidera.

Otro caso llamativo es el de los judíos. Sus fiestas de nuevo año son entre los meses de septiembre y octubre. Suele ser esa una etapa de alta espiritualidad socio-religiosa, el periodo ceremonial completo se llama Shabbat Shuva, comienza con el Rosh Hashanah y exhibe como corolario al Yom Kippur, el día décimo.

Las fiestas de los judíos suelen ser entre los meses de septiembre y octubre. Foto: Internet

Sin embargo, de acuerdo con el calendario solar del zoroastrismo, una religión-filosofía basada en las enseñanzas del reformador iraní Zarathustra y con cerca de tres millones de acólitos, el año nuevo en realidad comienza el 21 de marzo, en conjunción con el equinoccio de primavera.

Por su lado, los egipcios creen que el año comienza solamente cuando la Luna Creciente sea visible en el cielo. En la India, cada uno de los miles de grupos religiosos tiene su propia fecha, entre abril o mayo, para el principio del año. Los habitantes de Marruecos observan el primer día anual en la décima jornada del Muharram, el primer mes del año islámico.

La Iglesia Ortodoxa en Rusia, Macedonia, Serbia, y Ucrania celebra el año nuevo cada 14 de enero de acuerdo con el calendario juliano. En este día feriado son comunes los viajes, las reuniones de amigos y los banquetes familiares.

En Tailandia se despide al año viejo alrededor del 13 de abril. Durante esa semana se organizan desfiles populares flanqueados por inmensas estatuas de Buda que rocían agua sobre los transeúntes, al tiempo que las personas liberan peces en los ríos como un acto de generosidad con la madre natura.

Si usted piensa viajar próximamente a la isla de Bali, en Indonesia, mejor planifique su estancia en ese territorio del Océano Índico para marzo, coincidiendo con el inicio del año nuevo lunar allá. Además, debe prepararse para celebrar el evento con una jornada de 12 horas de silencio, meditación y campamentos de yoga.

Llegamos a Puerto Rico donde, igual que en Cuba, a las 12 de la noche del 31 de diciembre, las personas lanzan baldes de agua por ventanas y puertas, bajo la creencia de que de ese modo arrojan los malos augurios fuera de casa.

En Chile, muchos ciudadanos acostumbran visitar los cementerios a fines de diciembre y les llevan flores y obsequios ceremoniales a sus familiares difuntos.

Por otra parte, las fiestas de los italianos duran tres días y decoran sus casas sobre todo con plantas. En Estados Unidos se cree que besar a alguien en la medianoche del año nuevo es un ademán prometedor que purifica todo lo malo.

En Estados Unidos se cree que besar a alguien en la medianoche del año nuevo es un ademán prometedor que purifica todo lo malo. Foto: Internet

De España, los cubanos heredamos la curiosa liturgia de comer 12 uvas con cada golpe de reloj del año nuevo. Aquellos que aún intentan cumplir con esa costumbre aseguran que les acarrea buena suerte y felicidad para los siguientes 12 meses.

Son muchos los lugares y diversos los rituales festivos de Año Nuevo, sin embargo podemos decir bienvenidos sean todos porque la mayoría implica relajación de un año completo de trabajo y planes profesionales, además de diversión entre familiares y amigos.

Por si fuera poco, con 39 husos horarios diferentes, toma 26 horas para que el nuevo año abarque completamente todas las regiones del globo terráqueo. Los habitantes de Islas Chatham, Tonga y Nueva Zelandia serán los primeros en aclamar al 2017.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.