«Nutrición» profesional

Las páginas de Juventud Rebelde comenzarán a colmarse de un ímpetu insospechado, una energía agradablemente nueva, será la de los estudiantes de Comunicación que hoy arriban como aprendices a la algarabía cotidiana y el hacer de un diario

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Aunque jaraneamos con la preocupación ante sus desbordadas ansias de «nutrirse» de los conocimientos y experiencias profesionales de cada persona que habita Juventud Rebelde, encantó ese ímpetu atrevido de las muchachas y muchachos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, que este lunes se hicieron dueños del Diario de la juventud cubana para escribir otro capítulo en la estrecha relación entre ambas instituciones.

Con el ánimo desbordado de cualquier primer encuentro, los 18 estudiantes compartieron con el Consejo de Dirección del periódico las expectativas de su estancia (que se extenderá hasta el 3 de febrero), escucharon las explicaciones de las rutinas productivas del diario y algunos «trucos» iniciales para acercarlos a la práctica. Fue una bienvenida fraterna que el trovador Rey Montalvo completó con música.

Yailin Orta, directora del diario, les adelantó que en estos días pulsarán muchas de las vivencias que marcan al periodista en una jornada y que cada línea escrita será una lección que incorporarán a su equipaje de noveles profesionales. La profesora Iraida Calzadilla comentó que quienes llegaron al diario fue porque así lo escogieron y lo merecieron por sus destacadas calificaciones.

A partir de hoy, usted notará en nuestras páginas una «hemorragia» de artículos firmados por un nombre aún desconocido y un sintagma acompañante que lo explicará todo: estudiante de Periodismo. Unos años y mil desvelos después, puede que ese joven se convierta en su «periodista de cabecera». En ello habrá una dosis especial de sus prácticas en Juventud Rebelde.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.