Martí en el corazón de cada pionero

Cerca de 5 000 pioneros honraron este sábado al Apóstol, al participar en el desfile martiano pioneril, en la capitalina Plaza de la Revolución que lleva su nombre

Autor:

Los más pequeños tomaron la Plaza de la Revolución. La mayoría fueron vestidos de Pilar, Nené traviesa, Meñique, el señor Don Pomposo…, esos personajes de cuentos fabulosos que José Martí les regaló en La Edad de Oro. Y así cada uno obsequió desde el corazón su homenaje sincero al más universal de los cubanos, en el aniversario 164 de su natalicio.

Foto: Roberto Ruiz

Foto: Roberto Ruiz

Aros, baldes, carteles, frases martianas, banderas, así como distintos personajes de varios sectores económicos del país, encarnaron este sábado los más 5000 niños y adolescentes de los municipios Cerro, Plaza de la Revolución y Centro Habana que protagonizaron el emocionante desfile capitalino, que inició con un acto cultural donde se escucharon las canciones Al maestro, de Abel Ramos y Cabalgando con Fidel, de Raúl Torres.

Foto: Roberto Ruiz

Foto: Roberto Ruiz

La estudiante Marie-Heidi Pérez Baños, de la secundaria básica William Soler, declaró a Juventud Rebelde que es un deber de los pioneros honrar la memoria de José Martí, pues constituye un baluarte de justicia y patriotismo. Además manifestó que las nuevas generaciones deben mantenerse unidas en defensa de la Revolución y siguiendo el ejemplo de Fidel.

Foto: Roberto Ruiz

Foto: Roberto Ruiz

Desfiles y paradas pioneriles como el vivido este sábado en la capital se desarrollaron en plazas, parques, avenidas y calles de los 168 municipios cubanos, aseguró Aymara Guzmán Carrazana, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, quien añadió que en esas citas los más pequeños transmitieron mensajes de identificación con la obra del Apóstol y se demostró el compromiso de los pioneros con el Comandante en Jefe y su concepto de Revolución.

Foto: Roberto Ruiz

Foto: Roberto Ruiz

Las nuevas generaciones deben aprender de Martí a ser buenos, educados, estudiosos, antiimperialistas, así como la necesidad de sentirse siempre útiles, porque ese fue el legado que también le trasmitió el líder histórico de la Revolución en todo momento, y más de una vez sentenció que los niños son el porvenir de Cuba, señaló.

Foto: Roberto Ruiz

Foto: Roberto Ruiz

Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Ena Elsa  Velázquez Cobiella Y José Ramón Saborido Loidi, ministros de Educación y Educación Superior, respectivamente; así como Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y, entre otros invitados, acompañaron a los pinos nuevos en el tributo al Apóstol.

Los más pequeños tomaron la Plaza de la Revolución. La mayoría fueron vestidos de Pilar, Nené traviesa, Meñique, el señor Don Pomposo…, esos personajes de cuentos fabulosos que José Martí les regaló en La Edad de Oro. Y así cada uno obsequió desde el corazón su homenaje sincero al más universal de los cubanos, en el aniversario 164 de su natalicio.

Aros, baldes, carteles, frases martianas, banderas, así como distintos personajes de varios sectores económicos del país, encarnaron este sábado los más 5000 niños y adolescentes de los municipios Cerro, Plaza de la Revolución y Centro Habana que protagonizaron el emocionante desfile capitalino, que inició con un acto cultural donde se escucharon las canciones Al maestro, de Abel Ramos y Cabalgando con Fidel, de Raúl Torres.

La estudiante Marie-Heidi Pérez Baños, de la secundaria básica William Soler, declaró a Juventud Rebelde que es un deber de los pioneros honrar la memoria de José Martí, pues constituye un baluarte de justicia y patriotismo. Además manifestó que las nuevas generaciones deben mantenerse unidas en defensa de la Revolución y siguiendo el ejemplo de Fidel.

Desfiles y paradas pioneriles como el vivido este sábado en la capital se desarrollaron en plazas, parques, avenidas y calles de los 168 municipios cubanos, aseguró Aymara Guzmán Carrazana, presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, quien añadió que en esas citas los más pequeños transmitieron mensajes de identificación con la obra del Apóstol y se demostró el compromiso de los pioneros con el Comandante en Jefe y su concepto de Revolución.

Las nuevas generaciones deben aprender de Martí a ser buenos, educados, estudiosos, antiimperialistas, así como la necesidad de sentirse siempre útiles, porque ese fue el legado que también le trasmitió el líder histórico de la Revolución en todo momento, y más de una vez sentenció que los niños son el porvenir de Cuba, señaló.

Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Ena Elsa Velázquez Cobiella Y José Ramón Saborido Loidi, ministros de Educación y Educación Superior, respectivamente; así como Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y, entre otros invitados, acompañaron a los pinos nuevos en el tributo al Apóstol.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.