Desde el 2010 Cuba no importa carne de cerdo

El pasado año se alcanzó el mayor volumen histórico. Los precios, pese a ello, siguen altos, y la causa, según productores, es que esta carne está guapeando solita en el mercado

Autor:

Marianela Martín González

Desde el 2010 Cuba no necesita importar carne de cerdo, pues los volúmenes que se vienen produciendo son elevados y la producción porcina en la Isla reportó en 2016 los volúmenes más elevados en toda su historia.

Aunque al terminar de leer este lead se preguntará por qué siguen tan altos los precios de ese tipo de carne, un total de 194 976 toneladas se produjeron el año pasado y para el presente se espera duplicar el record registrado en 1989 —antes del período especial—, el cual fue de 102 403 toneladas, según expresó el doctor Carlos Vladimir Ortiz Mursulí, vicepresidente del Grupo Empresarial Ganadero.

Al ser inquirido sobre las causas y condiciones que han permitido que la producción porcina ascienda de manera sostenida en los últimos años, Ortiz Mursulí reconoció que el respeto y potenciación de la genética en esta rama es el punto cardinal, a lo que se suma el modelo de gestión que se aplica para la cría, el cual tiene como principio que las empresas estatales adscriptas al Grupo Empresarial Ganadero le garanticen los pies de crías y el 70 por ciento de los alimentos a los productores.

Desde el 2005 el país, por iniciativa de Fidel, viene desarrollando el Programa Porcino. El despegue se registró dos años después, cuando se produjeron 147 800 toneladas. Desde entonces la provincia de Villa Clara destaca entre las más eficientes.

La porcicultura en el país, al igual que el desarrollo frutícola, tiene como hándicap la obsolescencia industrial y ante su desarrollo el procesamiento se hacen muy difícil, por lo que las inversiones en la industria son una urgencia.

Si al concluir esta nota sigue preguntándose por qué continúan tan altos los precios de la gustada carne, la respuesta la ofreció un sabio productor: «Está cara, es visible, pero está guapeando solita».

No obstante hay provincias en el centro de la Isla cuyos precios son más asequibles al bolsillo del cubano de a pie: en Villa Clara y Sancti Spíritus se comercializa a 16 pesos la libra. Y en la Isla de la Juventud se encuentra a 13 pesos la misma unidad. Claro está, en el Municipio Especial adquirir los insumos para esta actividad es mucho más fácil que en otras regiones, debido a un experimento que se implementa, en aras de potenciar las distintas ramas de la agricultura.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.