Robótica y cirugía en La Habana

La inserción de la robótica en el mundo de las intervenciones quirúrgicas podría significar el fin de los quirófanos como los conocemos hoy en día. De eso y otros temas se habló en la capital, durante un encuentro entre especialistas nacionales y de Estados Unidos sobre la cirugía robótica

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Cuatro manos hechas de metal escudriñan en el interior del paciente. Con precisión milimétrica cortan, suturan, succionan y extraen, siguiendo siempre la directriz de sanar al ser humano que se encuentra a su merced.

Aunque la escena anterior podría parecer extraída de una novela de Isaac Asimov, en la actualidad el uso de máquinas para desarrollar diferentes procedimientos operatorios es una de las técnicas de vanguardia que permiten a los doctores trabajar con mayor eficacia.

Claro, mientras se llegue al punto en que esos equipos lo hagan todo por sí solos será indispensable la preparación de los especialistas para utilizarlos, un tema sobre el que se debatió este fin de semana en la capital cubana.

El Hotel Nacional acogió esta conferencia de actualización en temas de laparoscopía y robótica, espacio auspiciado entre otras instituciones por el Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso (CNCMA) y en el que varios especialistas norteamericanos compartieron sus experiencias con colegas de la Isla.

Invitados por su compatriota, el doctor Gaetano Ciancio, los también doctores Vipul Patel y Eduardo Parra-Dávila, quienes trabajan en el Instituto Global de Robótica, en Florida, ofrecieron una serie de conferencias enfocadas, entre otros temas, en las aplicaciones de la robótica en operaciones a pacientes con distintas afectaciones de la próstata y el colon.

El urólogo Patel, considerado como uno de los mejores cirujanos de próstata en el planeta, se refirió a las ventajas de usar el sistema quirúrgico robótico Da Vinci Xi, en especial por lo mínimamente invasivo que resulta, la rapidez de las intervenciones, el poco tiempo que se somete el paciente a la anestesia, y el rápido tiempo de recuperación una vez realizado el procedimiento.

El doctor Julián Ruiz Torres, director del CNCMA, se refirió a la relevancia de un evento como este para la estrategia del país en materia de cirugía de mínimo acceso.

Pese al vínculo establecido con la comunidad científica internacional y el hecho de contar con personal capacitado, Cuba aún no tiene acceso a este tipo de tecnología, debido a que es la firma norteamericana Intuitive Surgical la única que fabrica equipos como el Da Vinci Xi, por lo que resulta imposible adquirirlos a causa del bloqueo, aun si se cuenta con los fondos para ello, explicó el doctor Rafael Torres Peña, vicedirector del CNCMA.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.