Lluvias y falta de envases amenazan la cosecha - Cuba

Lluvias y falta de envases amenazan la cosecha

Alerta Salvador Valdés Mesa sobre la necesidad de arreciar las medidas organizativas ante inusitados niveles productivos

Autor:

Juventud Rebelde

SAN ANTONIO DEL SUR, Guantánamo.— Una gran cantidad de tomate maduro en Valle de Caujerí corre el riesgo de perderse por la falta de envases y por las intensas lluvias que se registran en la zona, asociadas al frente frío que entró ayer en la región guantanamera.

De esas problemática fue informado el miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Salvador Valdés Mesa, durante un recorrido por la moderna planta procesadora de vegetales y frutas ubicada en el intramontano Valle, y que asimila buena parte de la solanácea que se cosecha allí.

El también vicepresidente del Consejo de Estado supo que actualmente se enfrenta un inusitado «pico» de maduración provocado, según explicaron los directivos de la Agricultura en el municipio, por el incremento de los rendimientos por hectárea de 15 a 22 toneladas en la mayoría de las áreas.

Por eso Valdés Mesa alertó sobre la necesidad de arreciar el control de las medidas organizativas en la extracción y transportación de la producción a la industria, pues son las mayores problemáticas que pueden desencadenar pérdidas en un cultivo en el que se han invertido cuantiosos recursos. Conoció, asimismo, que los productores esperan sobrepasar las más de 10 000 toneladas del fruto pronosticadas para la actual cosecha.

Hasta el momento 4 500 toneladas han sido enviadas a la industria del Valle, la Guaso en la ciudad de Guantánamo y a la de los municipios santiagueros de San Luis y Contramaestre, mientras unas 800 toneladas se destinaron al consumo de la población.

En intercambio con muchachas y muchachos de la moderna fábrica que funciona en Valle de Caujerí desde 2013, el dirigente político conoció que la actual superproducción la mantiene funcionando ininterrumpidamente y al tope de su capacidad.

«En circunstancias como esta, en que ante un “pico” de maduración de tomate la industria no ha fallado ni un minuto, se ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de su joven colectivo», reconoció.

«En una industria, o en cualquier otro escenario, cuando se confían tareas a los jóvenes y se les da participación en todo lo que se gesta para cumplir un propósito, ellos se convierten en protagonistas y solo así se logra un verdadero sentido de pertenencia y compromiso con las aspiraciones del colectivo laboral», recalcó.

La fábrica, con 44 trabajadores de 35 años de edad promedio, ha procesado más de 3 670 de las 6 445 toneladas del fruto contratadas para la actual temporada con 11 formas productivas en esa localidad, y ante la actual maduración procesa más de cien toneladas diarias. A ese ritmo, hasta ahora produce más de la mitad de las 775 toneladas de pasta planificadas para la contienda que debe terminar a finales de marzo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.