José Rafael tiene su química

Juventud Rebelde se acerca al perfil del cubano ganador de la medalla de oro en la X Olimpiada Centroamericana y VIII del Caribe de Química

Autor:

Hugo García

Matanzas.— Desde que uno entabla conversación con él se percata de que es un estudiante dedicado y celoso de los detalles. José Rafael Rodríguez Rodríguez recuerda que en la Secundaria participaba en los concursos de Matemática, porque entonces la Química no le gustaba mucho.

Sin embargo, hoy confiesa estudiarla sistemáticamente y aspira a participar en su Olimpiada Internacional. Fue en el IPVCE Carlos Marx, de Matanzas, donde ganó por vez primera un concurso de la asignatura. «Poco a poco me adentré en el mundo de esa ciencia, hasta que se convirtió en mi principal interés».

Con esa entrega llegó a ganar el primer lugar y medalla de oro en la X Olimpiada Centroamericana y VIII del Caribe de Química, celebrada en La Habana, a finales de julio pasado. En ese resultado influyeron su entrenador Anyel Luis Calvo, profesor de Química y Matemática, y su profesora de Química, Idania Lafargue, dice.

«Gané medalla de bronce en el concurso nacional cuando estaba en décimo grado, y eso me sirvió para la Olimpiada. Me preparé fuerte en Matanzas y, al ganar el séptimo lugar en el concurso nacional, viajé a La Habana para intensificar la preparación en el IPVCE Lenin.

Con apenas 16 años y actualmente en grado 12, José Rafael cuenta que la Olimpiada tuvo alta dificultad, pues era la primera vez que se enfrentaba a un examen práctico en un laboratorio.

Culminado el certamen, no se ha desligado de la Química, por el contrario, anda «fajado» con ella, incluso con la orgánica, que «ha sido la más difícil, porque es una rama amplia, que estudia desde la bioquímica hasta las reacciones de los hidrocarburos, y necesitas una memoria grande para guardar todo ese conocimiento extenso».

Y tal dedicación la explica con el argumento de la magia que esconde esa ciencia: «Nos permite saber de qué están hechas las distintas cosas, poder reproducirlas y luego crear nuevas vacunas, medicamentos.

«Quiero estudiar Química pura en la Universidad de La Habana y superarme profesionalmente; quizá ser profesor o entrenador de esta asignatura para ayudar en el futuro a concursantes como yo».

Asimismo, cree que el desinterés por la asignatura entre el alumnado se debe a que «a veces los estudiantes no están motivados ni los profesores los motivan, aun cuando la Química es una asignatura muy linda y los experimentos emocionan».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.