Relevo inspirador

Desde las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la Unión de Jóvenes Comunistas contribuye a la formación del relevo para la seguridad y defensa de la Patria

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

Ser ejemplo ante el estudio, el trabajo y la vida es, para los bisoños estudiantes de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos (EMCC) de Mayabeque, sinónimo de militante de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Tal afirmación no solo consta en el reverso del carné que los acredita como miembros de la organización, sino también en su quehacer diario como futuros oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Desde la salida hasta la puesta del sol, la UJC nuclea el quehacer de los alumnos y profesores de este novel centro, inaugurado el pasado 5 de septiembre tras la unificación de las EMCC de Güines, Guanabacoa y el Cotorro. Este mismo trabajo constante de la organización le permitió ser la sede central de las actividades del Ejército Occidental por el aniversario 55 de la UJC, el próximo 4 de abril.

La clave, aseguró el profesor Oscar Barranco Hernández, es tener un comité de base que funciona como un todo, con una membresía integrada por representantes de todas las especialidades docentes, lo que favorece el intercambio entre estudiantes, militantes y dirigentes, y a la vez, la formación integral de los futuros bachilleres.

Según el capitán de corbeta Bernardo Guía Perdomo, jefe de sección UJC-FAR, la organización tiene la responsabilidad de incidir tanto en la formación docente y militar de los camilitos, como en el trabajo político-ideológico y en los fundamentos de lo que debe ser un joven comunista.

Si bien quienes deciden ingresar a estas instituciones docentes sienten afinidad por la vida militar, es en estas aulas donde consolidan su ideología, su vocación de servicio y el compromiso con la Revolución y el país que les toca defender en cada escenario.

Desde hace dos años Roxana Miró Sánchez y Anthony Díaz Calvo exhiben en su uniforme la charretera que los identifica como camilitos. Previamente conocieron del proceso de crecimiento de la UJC, pero fue aquí donde pudieron palpar su funcionamiento, intercambiar con algunos de sus militantes, participar en actividades convocadas por la organización e integrar sus filas.

Desde entonces, estar en la vanguardia de la juventud cubana significa para ellos un compromiso con sus compañeros, familiares, profesores y dirigentes, con toda Cuba. En el Comité de la UJC de la escuela trabajan por el fortalecimiento de la organización, nutrir su membresía con jóvenes cada vez más preparados y conscientes de su deber, y expandir las fronteras de la Juventud a todos los espacios.

Así lo demuestran las actividades deportivas que organiza con periodicidad el camilito Abel Alejandro Reyes Milián para promover la práctica de ejercicios físicos entre el estudiantado, el claustro y los oficiales, así como los encuentros de conocimiento promovidos por su compañera Adriana Silot Arencibia para reforzar los conocimientos ante los exámenes.

Defensa productiva

Justo frente a los Camilitos de Mayabeque, la Empresa Militar Industrial (EMI) General de Brigada Francisco Cruz Bourzac ratifica no solo el compromiso joven con la defensa del país, sino la fuerza motivadora de la UJC en el logro de la mayor batalla que enfrenta actualmente el pueblo cubano: la producción.

Destinada al mantenimiento y recuperación de los medios y la técnica de las FAR, desde hace unos meses esta empresa moderniza algunos de sus talleres e implementa nuevas tecnologías, lo que ha contribuido a incrementar la productividad de la unidad y el universo juvenil que integra su plantilla.

A criterio de Misael Mustelier González, secretario general de la UJC en la EMI, gracias a la inyección de técnicos y obreros jóvenes y al trabajo sostenido de la UJC, se han podido cumplir con éxito todos los planes de producción. Guiados por militantes preparados y comprometidos con la misión que desempeña cada trabajador dentro de la unidad, los resultados no se han hecho esperar.

Los jóvenes técnicos y obreros de la EMI General de Brigada Francisco Cruz Bourzac garantizan la producción de luminarias Led en el país. Foto: Roberto Garaicoa

Esta afirmación también la ratifica la ingeniera Yaylín Martínez Barceló, secretaria de uno de los comités de base del centro. «Aquí los militantes somos la vanguardia en todos los trabajos voluntarios, en las actividades políticas, en las tareas convocadas por la dirección, en el plan de producción y en la toma de decisiones que involucren al universo juvenil.

«De ahí que nuestra misión es lograr que todos los militantes sean ejemplo en nuestras labores, los jóvenes más preparados y dispuestos, los más capaces para convocar y motivar a las nuevas generaciones que integran nuestro colectivo», explicó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.