JR Podcast: El dulce, el truco y el bebé nuevo

¿Sabes qué se celebra en varias partes del mundo el 31 de octubre? ¿Alguna vez recibiste un regalo de los Reyes Magos? ¿Conoces de qué tratan los babyshower?  JR Podcast invita a debatir juntos sobre estas y otras interrogantes


15 de Mayo del 2017 11:09:52 CDT

El debate sobre la globalización cultural siempre genera polémicas. Desde que tengo memoria, por ejemplo, en mi familia el 6 de enero no pasa desapercibido porque en esa fecha celebramos el nacimiento de una de mis tías, pero es sabido que la connotación universal del sexto día del primer mes del año se debe a una tradición que convertía dicha jornada en una de las más esperadas por las familias: la llegada de los Reyes Magos.

Cuando Gaspar, Melchor y Baltazar arribaban a los hogares traían consigo un cargamento de regalos para los más pequeños de casa, previamente, cada niño debía colocar bajo su cama un poco de hierba y agua para alimentar a los camellos en que se trasladaba el famoso trío.

[Escuche aquí nuestro podcast en Ivoox]

Pero eso pasó en Cuba hasta los años 90, cuando el llamado «día de reyes» se convirtió en uno más del calendario para las generaciones siguientes, en mi caso matizado por el cumpleaños de mi tía.

No obstante, no son poco los padres que hoy en día han vuelto a retomar esta práctica y haciendo caso omiso de los precios de los juguetes, tratan de cultivar en sus hijos la ilusión de la visita soberana, aunque cada vez son menos los inocentes que se dejan llevar por la ficción.

Por eso no sorprende el criterio de Vitia, madre de tres adolescentes a los que asegura nunca pudo inculcarles esta tradición: «cuando mis hijos eran más pequeños eso de los Reyes Magos no se usaba, de hecho, yo no recuerdo que a mí me hayan obsequiado algo a nombre de esos señores, por eso pienso que retomar esa práctica debe ser una cuestión de gustos y posibilidades, no de imposición».

Sucel, otra madre, mira el asunto desde otra perspectiva: «Esa celebración es un engaño, una farsa, no entiendo por qué razón yo debo comprarle un juguete a mi hijo para después decirle que se lo trajeron tres desconocidos. Sinceramente no me gusta la idea de quitarme el crédito de un regalo que me costó esfuerzo y sacrificio».

Otras tradiciones, de moda desde hace unos años en Cuba, también generaron debate entre los interlocutores de JR Podcast cuando les propusimos debatir sobre los fenómenos culturales que atraen a la juventud moderna del país.

[Si posee una conexión lenta, puede escuchar nuestra radio on line a través de Tveo]

La celebración de los babyshower, fue uno de ellos.

Mairelis nos comenta que ella conoció de ello a través de su hermana, quien no vive en Cuba: «Antes no sabía lo que era, a través de la que le celebraron a ella pude saber de qué se trataba y la verdad que fue todo tan lindo y tan beneficioso para ella que me gustaría mucho poder hacer una cuando me toque a mí», nos contó sobre esta fiesta nacida en países capitalistas que consiste en un agasajo realizado a las mujeres embarazadas para prepararlas materialmente para la llegada del futuro bebé.

Pero Merecedes, su mamá no cree que eso sea posible. «Con qué dinero se puede celebrar algo como eso en Cuba. El presupuesto no creo que se preste para ello. La de mi hija costó carísimo pero fue en el extranjero, aquí no me parece que sea una buena idea ilusionarse con que podemos festejar un babyshower», afirmó.

Para  Lilia Gómez Saldita, socióloga, estos son fenómenos que se dan por la globalización y la rapidez de las comunicaciones y el uso de las nuevas tecnologías, lo cual hace que se adopten lenguajes y modas a una velocidad sin precedentes.

«No digo que sea una situación ciento por ciento desventajosa porque, por supuesto, tiene cosas positivas. Lo negativo es cómo se ha capitalizado todo, cómo te dicen qué debes desear, qué comprar, cómo vestirte, cuáles deben ser tus gustos, como estar en “onda”, algo aplicable a diferentes generaciones y no solo a los jóvenes. De esa manera se adoptan símbolos de otra parte y se pierde identidad.

«Aquí, con la llegada del Papa, se revivieron tradiciones católicas que a la gente le agradan y que también son una ganancia para el comercio. Desafortunadamente así funciona la globalización, se copian cosas, aspectos de la vida que hacen sentir a la gente cómoda y no se cuestionan. Se sienten cómodas con lo que “se usa”, por eso pienso que lo primero que hay que hacerle notar a las personas es que son costumbres de otros lugares y buscar métodos para que no se cambien las tradiciones cubanas por las foráneas, aunque ambas pueden coexistir», concluyó.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      R GC - 15 de Mayo del 2017 14:20:25 CDT

      usted tiene razón, las madres a las que hace referencia también, aunque el acto de celebrar fiestas iguales a las de quinceañeras a nenas de 10 años, la ví en Santiago de Cuba entre el 2000 y 2005, período en el que viajaba a esa provincia todos los años, viajaba por todo el país constantemente, desde 1998 hasta 2014, en ninguna ví eso, tanta ostentación, trajes, coreografías, fotos, videos para fiestas de nenas de 10 añitos, que sufrían más que divertirse con aquello, y señor eso no era globalización era "plastificación cubaniche" pero de la bien inventada por los cubaniches meroliqueros y en esa trampa cayeron muchas familias en Santiago, puedo poner ejemplos con nombres y apellidos, espero que esa nueva onda llena de "ridiculancia cretínica" se haya quedado en esos años.

    2. 2

      dailene - 15 de Mayo del 2017 14:54:43 CDT

      Muy buena idea. En micaso crecí con la celebración de los reyes magos (nací en loas 90) y era una celebración muy linda aunque los regalos no pasaran de meros detalles. A la hora de la verdad, no importaba si el regalo era solo un juguete comprado entre casi toda la familia, lo llamativo y emocionante era esperar con deseos, escribir la carta y recibir la sorpresa al otro día. Al igual que otras tradiciones como la del ratoncito Pérez. El verdadero problema es cuando lo central no es el amor en familia, sino lo material. Cuando el costo y el tamaño del regalo nos obsesiona,estamos ante un verdadero problema

    3. 3

      rosy - 16 de Mayo del 2017 8:56:17 CDT

      aqui no se habla de otra tradicion que se copio a los rusos en los 80 como llevar el ramo de novia a una estatua de martir o heroe .. no lo recuerdan?? eso tambien fue una copia y casi todas las novias lo hacian

    4. 4

      ada - 16 de Mayo del 2017 11:56:11 CDT

      Debo imaginar que los que escriben este articulo no se criaron con la venida de los Reyes Magos y de hacer el arbol de navidad,esperar la navidad en Familia,poner los regalos de los niños alrededor del arbol y llervita y agua para los camello que traian a los R.Magos,era encantador y muy lindo,que era costumbre de aqui que no pienso en que sean foraneas,una forma mas de acercar a la familia en conjunto que tanto se necesita en este pais,y los niños que anhelan tener un lindo juguete,que realmente da pena lo caro que valen en la red comercial,pues esto si es un articulo de necesidad para un menor,o es que tenemos que seguir con un gran atrazo como nos dice C.Varela en su cancion :inventar los juguetes una ves al año.

    5. 5

      manolito1386 - 16 de Mayo del 2017 12:03:14 CDT

      Hemos cambiado muchas costumbres, quien no se acuerda del cake del día de las madres que en paz descanse y mi palabra no lo ofenda, no sé si recuerdan pero necesitábamos cupos para comprar juguetes, daban unas tarjetas que eran para eso, si te faltaba el cupo no podías comprar nada , hemos ido cambian y volviéndonos en la carrera por obtener más, la revolución del CUC le eh pues yo, cada vez copiamos más queremos aparentar estándares altos tanto en la buena vida , como en la moneda aparentando una riqueza que no poseemos nos perdemos lo mejor de la vida buscando esos estándares de otros países y del cine si porque eses es uno del que más cogemos , aunque últimamente estamos acabando no tienen asentido alguno hacer fiesta a una niña de 10 años tendrá sus 15 para que apresurarse y querer parecer lo que no es, esta vida agitada va quemando etapas, nosotros pedíamos un peso un simple peso nuestros hijos no solicitan eso quieren 10 pesos o 5 CUC y lo piden con una naturalidad recuerdo que me daba pena pedirle un peso un simple peso a mi viejo como van las épocas …..Linda crónica …

    6. 6

      Víctor Ramos - 16 de Mayo del 2017 20:52:45 CDT

      Repulsivos esos festejos que buscaban el consumo mientras los pobres pasaban hambre.

    7. 7

      ASZ - 18 de Mayo del 2017 8:44:16 CDT

      A veces creo que los cubanos de tan perfectos que queremos parecer, olvidamos o tapamos la verdadera realidad de las cosas yo tengo una niña pequeña de tres años y me encanta comprarle juguetes por los reyes, por su cumple y por cualquier motivo lo que ocurre es que es vergonzoso el precio de los juguetes y no es que yo como madre trabajadora quiera aparentar o vivir un sueño capitalista es que simplemente al menos aquí en la capital los juguetes los venden en la boutique y cuestan un montón desde una simple muñeca hasta algo más elaborado como un carro o un juego de doctora, yo sé que cuando se tiene imaginación se puede jugar hasta con un pomo plástico como juguete mi niña lo hace también pero no es el punto, yo nací en los 80 y tuve muñecas y jueguitos de salas y de cuarto y fui una niña feliz porque no se dejen engañar los juguetes no son banales son necesarios para los niños, en cuanto a que ahora los niños piden 5 cuc para salir como si nada es que las cafeterías tanto estatales como particulares también venden sus productos en cuc como si nada como si a todos nos pagaran en cuc .

    8. 8

      Leidys - 19 de Mayo del 2017 10:18:45 CDT

      La ilusión de los pequeños no tiene límite, es por eso que celebrar la llegada de los reyes magos o Papá Noel, o la noche de brujas lo podemos ver como imitar la cultura de otros, aunque el 6 de enero y el 25 de diciembre son fechas con sentido bíblico y la religión católica no es moda, siempre ha existido, o también lo podriamos ver como otra forma de llenarlos de imaginación. En los muñequitos que se transmiten por la televisión cubana se hacen referencia a estas celebraciones, así que los niños conocen de ella sin q nosotros se lo contemos. Es cierto que hay un alto componente comercial en esto, pero lo hay también en la celebración del día de la infancia, los carnavales infantiles, el día de los madres y los padres. Haber, en este mismo períodico se publica una sección que se llama Así de fácil y nos muestra como podemos hacer cosas lindas y crativas con poco recursos que podrían ser regalos para esas fechas. No seamos críticos a ultransa de todo, saquemos lo bueno de cada cosa y hagamos felices a los niños, si con eso lo son.

    9. 9

      laura - 20 de Mayo del 2017 11:47:30 CDT

      No hay nada mas lindo que celebrar la navidad en familia, regalarle algo a los niños por los reyes magos y esas cosas, el problema aquí no son las celebraciones, son lo caro que están los juguetes y todo en general, yo estoy segura que si todos pudiéramos comprar las cosas para eso sin problema la tradición seguiría. Al final a los niños hay que darles días entretenidos, no se puede pasar todo un año sin ninguna celebración, y esas cosas ellos la esperan con ilusión. Yo le agradezco a mi abuela que aun cuando eso se perdió, ella conservo e inculco a la familia a poner el arbolito el 25 de noviembre y quitarlo el 6 de enero con la llegada de los juguetes de los reyes magos que muchas veces eran detallitos pero aun así nos encantaba y nos reuníamos todos los 31 de diciembre y hacíamos una caja con deseos para el nuevo año y abríamos la del año anterior y esas cosas. Yo personalmente lo haré cuando tenga hijos pq yo fui feliz e inculcan el amor a la familia.

    10. 10

      Dalia - 21 de Mayo del 2017 9:15:19 CDT

      Me entristece mucho que quieran empañar la belleza del día de los reyes magos y la navidad. Yo nací en el 92 y nunca olvido que tal vez con 3 o 4 años mi abuela nos contó a mi hermanito (un año menor que yo), mi prima (6 años mayor) y a mi la historia de los mágicos reyes que descendían de las estrellas en camellos levitantes, que se comían la yerba que nosotros poníamos y hasta nos mostró esa noche las tres estrellitas en el cielo, luego yo las buscaba para asegurarme de que volverían el año próximo. Cuando tenga hijos también quiero que sueñen con los reyes magos, Santa Claus y esperen los turrones el 25 de diciembre, porque esas cosas me hicieron feliz por mucho tiempo y quiero que ellos lo sean también. Salu2 amigos

      El debate sobre la globalización cultural siempre genera polémicas. Foto: Juventud Rebelde

      del autor

      en esta sección