Donde cada minuto cuenta para el mañana - Cuba

Donde cada minuto cuenta para el mañana

En las instituciones docentes de nivel superior de las Fuerzas Armadas Revolucionarias se forman los oficiales de la patria

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

Por un primo, también egresado de la especialidad, conoció Kely Yazmín Peña Rosales de la Defensa Antiaérea y del Instituto Técnico Militar (ITM), Orden Antonio Maceo, Orden Carlos J. Finlay, y del futuro que ella quería forjarse en las aulas de este centro.

«Los primeros meses fueron los más duros», confiesa la joven de 22 años, propuesta para graduarse con título de oro en el ITM. Ser egresada de una Escuela Militar Camilo Cienfuegos (EMCC) la preparó física y mentalmente para el rigor y disciplina que caracterizan a las instituciones docentes de nivel superior (IDNS) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Sus compañeros José Alejandro Duverger Paumier y Leisam Balceiro Rodríguez, de Guantánamo y Matanzas, respectivamente, también provienen de una EMCC, primer paso en la formación de los oficiales cubanos.

A José Alejandro, sin referentes familiares de este tipo, siempre le atrajeron la disciplina y la uniformidad de quienes estudiaban en centros militares. A Leisam, por su parte, lo cautivaba la electrónica y todo lo referente a la aviación. Para ambos, uno próximo a graduarse en la especialidad de Exploración y Radiolocalización, y otro en Radioelectrónica de aviación, el ITM fue el lugar ideal para realizar sus sueños.

En este centro, coinciden Yazmín, José Alejandro y Leisam, han aprendido a gestionar mejor su tiempo y el valor de la disciplina y la organización; que la preparación de un cadete es primeramente responsabilidad de él, que cada minuto dedicado al estudio es tiempo invertido en su futuro, y que se trata de un compromiso más con las FAR, con la Revolución y con el Comandante en Jefe, que también estudió en este recinto.

Respaldo eficiente

En la preparación de sus futuros oficiales, brindan las FAR una especial atención a este centro y al resto de las IDNS: la Escuela Interarmas de las FAR General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo; la Academia Naval Granma, Orden Antonio Maceo; la Escuela Militar Superior Comandante Arides Estévez Sánchez, Orden Antonio Maceo; y la Universidad de Ciencias Médicas de las FAR.

Un amplio programa docente, que incluye asignaturas básicas, del perfil militar y propias de la especialidad, se nutren con otras de las ciencias sociales, a fin de completar la preparación integral de los cadetes desde su primer día lectivo. Encuentros deportivos, festivales de cultura y eventos científicos también aportan un componente importante a la ecuación.

Aulas especializadas de cada disciplina, laboratorios de computación y ciencias completamente dotados, bibliografía impresa y digital, así como bibliotecas y salas de historia se suman al empeño, además de prepararlos para culminar sus estudios universitarios mediante la defensa de sus trabajos de diploma o la realización de los exámenes ministeriales, según sean el caso y la especialidad.

La tan necesaria e importante práctica también está estrechamente vinculada a este proceso. Según el coronel Marcos Fernández Fleite, además de las clases prácticas, durante la carrera todos los cadetes de las IDNS se enfrentan a ejercicios donde pueden demostrar los contenidos teóricos aprendidos.

Ejemplo de ello son las maniobras conjuntas, realizadas al final de la carrera, que constituyen un importante momento de aprendizaje e interrelación entre los cadetes de varias especialidades vistas de manera aislada en la academia. En ellas también aprenden a transitar y responder por los diferentes niveles de mando en los que se forman.

Durante toda su preparación docente, los cadetes cuentan con un claustro docente altamente calificado y experimentado que aporta herramientas vitales al programa docente, y encuentran en la preparación política ideológica otra herramienta imprescindible en la formación de su carácter.

Más allá del título

Sobre las posibilidades de superación profesional una vez egresados de estas instituciones, el coronel Fernández Fleite explicó que cada centro docente tiene entre sus funciones la actualización constante de las especialidades y disciplinas tanto para su claustro, cadetes, como para los profesionales ya graduados de sus aulas.

En el ITM, como en el resto de las IDNS, se brindan cursos de superación y formación académica de posgrado (especialidades, maestrías, doctorados) y cuantos talleres tributen al cada vez más necesario perfeccionamiento de nuestras FAR.

El profundo sentido de pertenencia de todo egresado de estas instituciones con sus aulas, profesores y disciplinas convierte a cada centro en un lugar de obligada referencia para los alumnos. Allí encuentran no solo una formación profesional sólida, sino también las herramientas imprescindibles para crecer como hombres y mujeres de bien.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.