Ética, calidad y humanismo en la Salud Pública

Ese fue el espíritu que animó a quienes se reunieron en el Hospital Pediátrico Docente San Miguel del Padrón, como parte de los activos municipales del sector de la salud que desarrolla por estos días la UJC

Yuniel Labacena Romero
digital@juventudrebelde.cu
17 de Junio del 2017 0:28:44 CDT

Si algo demuestran los activos municipales del sector de la Salud —que por estos días desarrolla la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en todos los municipios del país— es que por encima de carencias y obstáculos, las nuevas generaciones que se forman en las aulas o prestan sus servicios en los centros asistenciales defienden la calidad y la ética que deben definir a esta vanguardia de ciencia y humanismo.

Ese fue el espíritu que animó a quienes se reunieron en el Hospital Pediátrico Docente San Miguel del Padrón, en el municipio capitalino de igual nombre, donde se expuso que la participación de los jóvenes se ha sentido, por ejemplo, en las tareas de vigilancia clínica, epidemiológica y ambiental que desarrolla ese territorio, en el adecuado uso de los recursos materiales, así como también en el funcionamiento de los servicios básicos, y en contar con profesionales cada vez más competentes.

Rosmery Martínez, del policlínico Wilfredo Pérez, señaló que a la Salud Pública hay que aportarle todo y todos los días para hacer sostenible esa conquista de la Revolución. «Hay que pasar de la palabra a la acción», ponderó. Su colega Alejandro Martínez, del policlínico Bernardo Pozo, dijo que las dificultades pueden suprimirse con el empeño individual y de los colectivos. «En cada lugar que trabajamos tenemos que dar un poquito más por el bienestar de la población», dijo.

No se trata de esconder las cosas que están mal, como dijeron algunos participantes en el activo. Por ello se habló de la necesidad de continuar remodelando las instituciones médicas; ser más sistemáticos en los cursos para quienes se inician en las campañas antivectoriales, y lograr más eficiencia en el uso de los recursos. Todo ello, expresaron, influye en hacer eficiente y sostenible nuestro sistema.

Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, apuntó que uno de los pilares en el enfoque del trabajo político-ideológico de este sector estratégico es que los jóvenes participan en las diversas transformaciones que experimenta, y contribuyen con su actuación, sus pensamientos y su dedicación a que estas sean viables en cada uno de los lugares.

Aseguró que la Salud Pública dispone de un potencial de recursos humanos elevado, y por tanto corresponde a la UJC «enamorar» a los jóvenes y orientarlos en ese camino de consagración y compromiso, pues nada debe empañar la satisfacción y calidad de los servicios. «Hacia esos fines guiamos la atención y el acompañamiento de nuestra organización», dijo.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio

Los conceptos de acceso y cobertura a los servicios de salud en nuestro país se materializan desde el triunfo de la Revolución en 1959. Foto: www.radiococo.icrt.cu

del autor

en esta sección