Ni un tantico así contra la soberanía

La Comisión de Relaciones Internacionales aprobó un documento de respaldo a la Declaración del Gobierno Revolucionario sobre la directiva de política hacia Cuba que, en franco retroceso, el Presidente estadounidense ha decidido aplicar

Autor:

Juventud Rebelde

La Comisión de Relaciones Internacionales aprobó, con el voto unánime de sus integrantes, un documento de respaldo a la Declaración del Gobierno Revolucionario sobre la directiva de política hacia Cuba que, en franco retroceso, el Presidente estadounidense ha decidido aplicar.

Previamente al apoyo a mano alzada de sus diputados, Yolanda Ferrer Gómez, presidenta de la Comisión, refirió el agradecimiento de los cubanos por la solidaridad recibida a la sazón, de América Latina, el Caribe y el mundo, en particular de los propios Estados Unidos. El texto hace hincapié en exigir el inmediato cese del bloqueo de ese país contra el nuestro.

El documento reconoce la postura de legisladores, militares retirados, académicos, grupos solidarios, hombres de negocio, agricultores, organizaciones no gubernamentales y religiosas, medios de prensa y representantes de la comunidad cubana que en la nación norteña instan a Donald Trump a escoger el camino del avance en las relaciones con Cuba.

Retomar métodos de una política fracasada «no solo perjudica al pueblo cubano, sino también los intereses de amplios sectores de la sociedad estadounidense y satisface únicamente a una minoría de origen cubano cada vez más aislada», sostiene la Comisión.

Los diputados recuerdan que para los cubanos no hay valor más sagrado que la independencia y el derecho a construir el futuro sin injerencias. «La herencia revolucionaria de la generación de Fidel y Raúl, asumida con convicción por las nuevas generaciones, es continuar adelante sin dejarse intimidar por nada ni nadie», proclaman.

Además de llamar a legisladores y a otros actores parlamentarios del mundo a apoyar nuestra lucha contra el bloqueo, el texto aboga por un diálogo bilateral respetuoso, en pie de igualdad, e invita, como Raúl, a «aprender el arte de la convivencia civilizada», pero suscribiendo la idea del Presidente cubano de que «no se debe pretender que, para ello, Cuba tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni claudicar en uno solo de nuestros principios ni ceder un milímetro en la defensa de la soberanía nacional».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.