Quedaron el árbol y las ideas - Cuba

Quedaron el árbol y las ideas

Con mirada aguda, objetiva y de defensa a la plena soberanía, los cerca de 150 participantes en el Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes en Camagüey dialogaron, además, en comisiones de trabajo y otros espacios de pensamiento sobre cultura integral

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— No se puede pedir de favor lo que por derecho le corresponde a la Patria, a Cuba. Fue ese el sentir unánime de los jóvenes agramontinos durante su tribunal antimperialista, plato fuerte del amplio debate que, por estos días, se desarrolló como parte del programa de actividades del Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes.

En esa denuncia colectiva, se exigió la «muerte» del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos a Cuba, así como el derecho a la autodeterminación y la devolución del territorio ocupado por la ilegal Base Naval de Guantánamo.

Con mirada aguda, objetiva y de defensa a la plena soberanía, los cerca de 150 participantes dialogaron, además, en comisiones de trabajo y otros espacios de pensamiento sobre cultura integral, historia, formación de valores, y sobre la necesidad urgente de hacer un uso eficiente de las tecnologías desde cada escenario de la Isla, lo cual permitirá enfrentar la batalla de símbolos a la que están sometidos los pueblos del mundo.

La alegría de este Festival no fue solo de los participantes: un pasacalle gigante desde el Parque Agramonte hasta la Casa Natal de El Mayor irrumpió en los hogares camagüeyanos; también se trabajó en objetos de obras como el Recinto Ferial, y sorprendió la acampada antimperialista en el futuro Orquidiario.

Luego de dos días de intensa actividad juvenil, la declaración final del Festival recogió ideas referidas a la defensa de la nación cubana, mediante los principios martianos, marxistas-leninistas y fidelistas; la contribución juvenil a la tranformación de la sociedad, y el apoyo al pueblo Venezolano.

Susely Morfa González, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, afirmó que ahora nos corresponde defender las conquistas por las que muchos jóvenes se sacrificaron y proteger el legado de la generación del Moncada, y ratificó que el cónclave en Sochi —al que asistirán 11 camagüeyanos— defenderá los derechos de los pueblos a su autodeterminación y la paz.

Fieles a la tradición agramontina, al finalizar la cita los delegados plantaron en el Casino Campestre un árbol que simboliza el Festival.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.