Retorno del General de las cañas

El homenaje comenzó en la antigua sede del sindicato de Fraternidad del Puerto, lugar donde se le practicó la autopsia a quien el poeta Nicolás Guillén llamó el General de las cañas, por su incansable lucha en favor de los trabajadores de los ingenios y las guardarrayas

 

Autores:

Osviel Castro Medel
Roberto Mesa

MANZANILLO, Granma.— El líder azucarero Jesús Menéndez Larrondo, asesinado en esta ciudad el 22 de enero 1948, fue recordado aquí por cientos de pobladores.

El homenaje comenzó en la antigua sede del sindicato de Fraternidad del Puerto, lugar donde se le practicó la autopsia a quien el poeta Nicolás Guillén llamó el General de las cañas, por su incansable lucha en favor de los trabajadores de los ingenios y las guardarrayas. 

Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido en Granma; Francisco Escribano Cruz, vicepresidente del Poder Popular en la provincia, e Ismael Druyet Pérez, miembro del Secretariado Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba, encabezaron una peregrinación popular que concluyó en la terminal de ferrocarriles, lugar donde fue baleado Menéndez por el esbirro batistiano Joaquín Casillas Lumpuy.

En esa instalación se congregaron trabajadores, pioneros, estudiantes y jóvenes, además de una representación de la Asociación de Cañeros de República Dominicana.

Durante la ceremonia de tributo la joven Elizabeth Mendoza Almarales, técnica de Explotación del transporte en el central campechuelense Enidio Díaz, aseveró que la vida de Menéndez es una inspiración para los pinos nuevos por su honradez, lucha incansable y ejemplo personal.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.