El humor cuenta la democracia

Una democracia singular dibujada por un pincel que no lo fue menos. Así pueden verse los trazos con los que delineó la democracia socialista cubana —universal y única, imperecedera y perfectible— un caricaturista que se elevó con su talento y sensibilidad de Barajagua a La Habana. Desde las páginas del dedeté, Tomy demostró que se puede engrandecer la elección de un pueblo desde el humorismo político

Autor:

Juventud Rebelde

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.