Vocación para crecer

La Brigada de Instructores de Arte José Martí confirió la distinción Miembro de Honor a la Unión de Jóvenes Comunistas, dentro de las actividades del 11no. Consejo Nacional del movimiento, que concluye hoy en esta capital

Autores:

Aracelys Bedevia
Alejandro A. Madorrán Durán

La Brigada de Instructores de Arte José Martí (BJM) se enfoca en los desafíos actuales que entraña la gestión de sus cerca de 12 000 integrantes, sobre los cuales debatieron en comisiones este sábado los presidentes provinciales, municipales e invitados especiales al 11no. Consejo Nacional de la BJM, que inició sus sesiones el viernes último para concluir este domingo.

Este sábado los asistentes a la reunión dialogaron con la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, quien ponderó la importancia de las asignaturas de perfil artístico en los diferentes niveles de enseñanza, y dijo que actualmente poco más de 10 000 instructores laboran en el sistema educacional, una cifra que es insuficiente para cubrir la totalidad de las escuelas.

Ante esta realidad, se convocó en noviembre pasado un nuevo curso para instructores de arte, en el cual hoy están inscritos 255 jóvenes, explicó Liliam Mendoza, presidenta nacional de la BJM.

En los intercambios trascendieron propuestas asociadas a potenciar de una manera más armónica la creación y la enseñanza de valores culturales y estéticos, y a vincular la praxis del trabajo del instructor a temáticas más implicadas con los procesos políticos, sociales y económicos del país.

Asimismo, se subrayó la necesidad de contar con estrategias de comunicación y promoción que den a conocer valiosos proyectos y las experiencias particulares de los instructores en sus localidades. También se hizo un llamado a defender el concurso Escaramujo, que ha apelado siempre a lo mejor del arte y el espíritu impulsado por la Brigada.

Durante la jornada también estuvieron presentes en los debates Diosvany Acosta Abrahante, miembro del Buró Nacional de la UJC; Kenelma Carvajal, viceministra de Cultura, y Diango González, presidente del Consejo Nacional de Casas de Cultura. 

Como parte del programa del Consejo Nacional, este sábado fue entregada además la distinción Miembro de Honor a personalidades de la cultura, el magisterio, y a instituciones, organizaciones y proyectos que desde el ejercicio de su profesión y trabajo diario contribuyen a la formación integral del instructor de arte y son un referente para su labor.

Ronal Hidalgo Rivera, segundo secretario de la UJC, recibió la distinción a nombre del Buró Nacional de esta organización  a la que la BJM concedió el lauro, teniendo en cuenta el acompañamiento incondicional que le ha dado al movimiento desde su fecha fundacional, hace ya 14 años.

La distinción Miembro de Honor fue entregada también al proyecto vocal Clave de Sol, de la provincia de La Habana, por defender desde su espacio la música cubana y despertar en niños, niñas, adolescentes y jóvenes los deseos de crear y preservar nuestra identidad nacional.   

Durante el acto, que tuvo lugar en el Memorial José Martí, se otorgó, del mismo modo, el Reconocimiento Especial —máximo galardón que confiere la Brigada— a los instructores de arte Kirenia García Oliveria (Holguín); Ruth Batista Chivás (Granma); Isvey González Ibarra (Sancti Spíritus); Agustín Adrián Rodríguez Pérez (Pinar del Río); Daniellis Rosabal Pérez; e Indira Fajardo Jiménez (La Habana).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.