El simbolismo de Aguada de Moya - Cuba

El simbolismo de Aguada de Moya

Aún se trabaja en varios municipios villaclareños para resarcir las más de 51 000 afectaciones en viviendas, pero ya se han resuelto en la provincia más de 22 000

Autor:

Nelson García Santos

AGUADA DE MOYA, Camajuaní, Villa Clara.— En esta pequeña comunidad la tarde del pasado sábado 17 devino magnífico reflejo de las miles de sonrisas con que los damnificados borran las sombras del huracán Irma.

Hubo regocijo general entre las 88 familias que aquí cuentan ya con una nueva casa, y el resto de los vecinos que fueron solidarios en el momento del desastre y después.

De aquellos rostros afligidos y desconsolados ya no quedan rastros.

El demoledor zarpazo les brota hoy de la memoria para engrandecer lo hecho: «Cuando vi mi querida casa desbaratada, que no estaba muy buena, y veo esta ahora, de paredes de bloques y techo de zinc, ¡qué felicidad!, exclama Clariver Jiménez Estévez.

«Oiga, solo el que se queda sin techo en un santiamén y casi en otro vuelve a tenerlo de nuevo, experimenta esa satisfacción y agradecimiento encantador a los que hicieron posible la maravilla», subraya.

Milagros Leiva Montes de Oca también reconoce que la casa está muy buena. Claro, no resulta un palacete, pero se puede vivir dignamente y quizá con el tiempo hasta mejorarla. Su agradecimiento lo expresó con expresión redentora: ¡Qué clase de Revolución!

Esa palabra, que tantísimo significa para los cubanos, y ante la cual hay que quitarse el sombrero, fue la más esgrimida para abreviar con matiz inmenso el estado de ánimo, seguridad y gratitud en que ahora viven.

Unos construyeron sus viviendas gracias a los créditos, otros compraron los materiales al contado y también hubo subsidiados por el presupuesto del Estado. Y todos, de un modo u otro, recibieron el apoyo de entidades estatales en la ejecución.

Verdad también que aún se trabaja en el municipio de Camajuaní y en otros villaclareños para resarcir las más de 51 000 afectaciones en viviendas, pero ya se han resuelto en la provincia más de 22 000, lo que constituye una cifra apreciable.

De ahí que la sonrisa adueñada de la tarde del pasado sábado 17 en Aguada de Moya simbolizaba, sin equívocos, esa alegría multitudinaria de las miles de personas que en el país se han despojado, a golpe de esfuerzo, de los quebrantos del huracán Irma.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.