Reconocen logros de Cuba en el CDH, en Ginebra - Cuba

Reconocen logros de Cuba en el CDH, en Ginebra

Delegados de la nación antillana comentaron ante el Consejo de Derechos Humanos sobre los derechos a la educación y la salud en su país, las libertades sindicales y derechos laborales, la justicia y la no exclusión, así como de la defensa de esos principios a nivel internacional

Autor:

Juventud Rebelde

GINEBRA, mayo 16.— LA voz de Cuba se escuchó alto y claro este miércoles en la capital suiza. La delegación oficial de la Isla se presentó al Tercer Ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas, y allí mostró una sociedad en la que el respeto a la vida digna ocupa un espacio primordial y priorizado.

No faltó en la ponencia cubana la denuncia al bloqueo, una flagrante violación de los derechos humanos, que limita el desarrollo económico y social.

Más de 140 naciones intervinieron durante la exposición del Informe Nacional, muchas de ellas para manifestar el apoyo y la admiración a los logros alcanzados, tras lo cual el canciller Bruno Rodríguez Parrilla agradeció «las recomendaciones realizadas sobre la base del respeto a los principios de soberanía y no injerencia en los asuntos internos», y rechazó los intentos de manipulación, informó PL.

Ahora Cuba tendrá varios meses para examinar profundamente las recomendaciones hechas, y en septiembre, ante el CDH, dará tres posibles respuestas a cada una de ellas: las aceptará, tomará nota o las rechazará.

Varios Estados aplaudieron la solidaridad internacionalista cubana. Paraguay agradeció el informe y destacó el sistema integral de salud de la Isla; por la misma línea, El Salvador instó a seguir avanzando, en tanto Palestina recomendó que Cuba fortalezca sus procedimientos para abordar las posibles violaciones de derechos.

Paraguay también dio otra recomendación: incorporar al Código de Trabajo las penalizaciones por abuso sexual, y al Código penal el feminicio. Por su parte, Chile condenó el bloqueo.

Un estado de derecho

«Cuba es un Estado de Derecho», aseveró Olga Lidia Pérez, directora de Notarías del Ministerio de Justicia, al inicio de su intervención.

Manifestó que la democracia en la nación caribeña «es un ejercicio de participación permanente, apoyo y control de la ciudadanía a los órganos de poder y la gestión de gobierno. No se limita al momento de las elecciones, que son periódicas, con voto libre, igual y secreto».

Los derechos a la vida, libertad y seguridad de la persona reciben amplia protección. Se reconoce y protege la inviolabilidad de la persona y su derecho a la integridad, y  —puntualizó— «todos los cubanos tienen derecho a la libertad de palabra y prensa, según establece la ley. Los derechos de reunión y manifestación están plenamente reconocidos, y se ejercen salvaguardando la seguridad y el orden público».

También abordó la libertad religiosa: «Todos los credos gozan de igual consideración; y todo ciudadano es libre de cambiar de creencia religiosa o de no tener ninguna.

«Los defensores de derechos humanos cuentan con amplias garantías para realizar sus actividades. Sin embargo, no admitimos que se otorgue este honroso calificativo a personas que realizan actos dirigidos a subvertir el orden constitucional, por la remuneración y bajo instrucciones de una potencia extranjera», aseveró.

Por su parte, Oscar Manuel Silvera Martínez, vicepresidente del Tribunal Supremo Popular, afirmó que «numerosos principios de nuestro sistema de justicia garantizan el derecho de las personas a un juicio justo. Por ejemplo, la participación activa de los ciudadanos en la impartición de justicia, el carácter electivo de los jueces, la integración colegiada de los tribunales para adoptar las decisiones en todas las instancias, y la naturaleza pública y oral de los procesos».

Asimismo, puntualizó que la pena de muerte aparece en el Código Penal con carácter excepcional para los casos de delitos muy graves que afectan los bienes jurídicos más importantes: actividades terroristas y crímenes encaminados a destruir al Estado cubano o la vida de sus ciudadanos.

En representación de la Fiscalía General de la República, Ángel Soler López, fiscal jefe de la dirección de Atención a los Ciudadanos de la institución, explicó que las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley actúan con estricto apego a la legalidad.

«Se respetan los principios de presunción de inocencia y la carga de la prueba sobre la parte acusatoria; el derecho a la defensa y a la representación letrada; la igualdad de las partes en el proceso penal; la obligatoriedad de que todo delito debe ser probado con independencia del testimonio del acusado; y la nulidad de toda declaración obtenida mediante violencia o coacción», detalló y refrendó que «desde el triunfo de la Revolución se erradicó la tortura, la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial. Hemos continuado trabajando para que estas no ocurran».

Los derechos de queja y petición tienen un rango superior en el ordenamiento jurídico cubano —expresó— y se complementan con el derecho de los ciudadanos a recibir la atención o respuestas por parte de las autoridades, en un plazo adecuado y conforme a la ley.

Sobre el Sistema Penitenciario Cubano expuso Luis Emilio Cadaval, funcionario del Ministerio del Interior. «Hemos continuado asegurando un trato justo a las personas privadas de libertad; y condiciones de vida dignas en los centros penitenciarios, de conformidad con los estándares internacionales», dijo.

Aseguró que en los centros penitenciarios no existe discriminación. No hay trabajo forzoso en las prisiones cubanas. Además, en el país no se practican detenciones arbitrarias y no existen centros clandestinos de detención, afirmó.

«En Cuba no hay presos políticos. Las personas que extinguen una sanción penal, fueron juzgadas por tribunales competentes conforme a Derecho, por haber cometido delitos tipificados en la legislación penal ordinaria, y luego de cumplir las amplias garantías procesales reconocidas en la ley», resaltó.

Vocación humanista y Revolución

Sobre la política cultural cubana dialogó en el CDH el presidente de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Guantánamo, Eldys Baratute Benavides.

«Para favorecer el acceso a la cultura, la libertad de creación artística y el derecho a disfrutar del arte, existe una amplia red de instituciones culturales, con el objetivo de continuar apoyando a los creadores y acercar los servicios culturales, en su mayoría gratuitos o subsidiados, a los ciudadanos», dijo.

Igualmente se refirió a los medios de difusión cubanos, los cuales «no son sensacionalistas ni alarmistas; y sus profesionales se esfuerzan por ofrecer información veraz, objetiva y oportuna sobre el acontecer nacional e internacional».

Continuamos ejecutando acciones para promover el más amplio acceso a la información, y se disponen los recursos a nuestro alcance para asegurarlo, argumentó.

El desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones y el acceso creciente a internet también contribuyen a ese fin. Al respecto destacó que pese a los trabajos realizados para asegurar el acceso a internet, que cuenta en Cuba con más de cuatro millones de usuarios, «el principal obstáculo para continuar avanzando en esta materia es el bloqueo».

«En Cuba está proscrita toda discriminación por motivos lesivos a la dignidad humana, incluyendo la discriminación racial. (…) Continuaremos defendiendo nuestra política de total rechazo al racismo y la discriminación racial; así como el derecho de todos a la plena igualdad. Este es un objetivo permanente, que no dejaremos de perseguir y en el que no retrocederemos», concluyó.

En tanto, Miriam Lau Valdés, directora de Relaciones Internacionales y Comunicación Social del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, destacó que en la Isla «prestamos especial atención a la implementación de políticas que favorezcan el pleno empleo, estimulen la incorporación de los jóvenes al trabajo, protejan a la mujer trabajadora y fortalezcan la seguridad y asistencia social».

Lau Valdés puntualizó que no hay vigente en Cuba ninguna norma jurídica que restrinja el ejercicio del derecho de huelga, ni existe ninguna acción tipificada como delito por la realización de huelgas por los trabajadores. Es una prerrogativa de las organizaciones sindicales decidir al respecto.

El trabajo infantil está proscrito y la atención de las personas con discapacidad continúa como una prioridad, para lo cual se dispone y fortalece un amplio sistema de protección social. Se garantiza la atención a las personas de edad avanzada, consideró.

«El acceso a la educación es para Cuba un derecho humano esencial», concluyó.

También hizo uso de la palabra Jorge Juan Delgado, subdirector primero de la Unidad Central de Colaboración Médica, quien aseguró que el derecho a la salud en Cuba continúa siendo una realidad y constituye un derecho esencial.

Según la OMS, Cuba es el país mejor dotado en el número de médicos, con 80,2 por cada 10 000 habitantes. Están eliminadas 14 enfermedades transmisibles y otras nueve no constituyen problemas de salud.

Las mujeres cubanas gozan de iguales derechos que los hombres en todos los ámbitos. (…) No obstante, continuamos avanzando en el combate a todas las formas de violencia contra la mujer, con un enfoque integral y acciones multidisciplinarias, refirió.

La protección de la niñez y la adolescencia sigue siendo una tarea de primer orden, que se ejecuta sobre la base de los postulados de la Convención de los Derechos del Niño.

Está proscrita la discriminación por cualquier motivo lesivo a la dignidad humana, lo cual incluye la discriminación por la orientación sexual e identidad de género, dijo y aseguró que los derechos de las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersex) «es un tema en el que seguiremos avanzando».

Al final de su intervención, reiteró la voluntad cubana de compartir las experiencias y lecciones aprendidas con países en desarrollo que lo requieran. «Esta vocación humanista ha sido formada por la Revolución, sobre la base de compartir no lo que sobra, sino lo que tenemos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.