Sobreviviente del accidente aéreo evoluciona, pero continúa en estado crítico - Cuba

Sobreviviente del accidente aéreo evoluciona, pero continúa en estado crítico

Identificados 94 de los fallecidos. Médicos legistas y peritos de criminalística trabajan las 24 horas en ese proceso

Autor:

Marianela Martín González

Mailén Díaz Almaguer, la sobreviviente del trágico accidente aéreo del Boeing 737-200 ocurrido el pasado 18 de mayo, evoluciona de manera tal que ha permitido continuar con el cumplimiento por etapas de la estrategia de tratamiento integral según las prioridades, dirigido en lo fundamental al mantenimiento de una adecuada función respiratoria, al control estable de la función cardiovascular, el equilibrio del medio interno, así como al abordaje oportuno de las lesiones provocadas por la severidad del trauma y sus complicaciones.

Así lo dio a conocer, al mediodía de este viernes, el doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director del Hospital Universitario General Calixto García, quien explicó que la paciente de 19 años de edad, en el séptimo día de tratamiento intensivo, continúa en estado crítico con probabilidades de complicaciones, un pronóstico reservado y evolución hacia la estabilidad sistémica, a partir de la respuesta favorable obtenida con las acciones terapéuticas que se le realizan.

Martínez Blanco aseguró que el equipo multidisciplinario a cargo de la atención de la paciente continúa la evaluación sistemática de su evolución, para asegurar la toma oportuna de las decisiones, en correspondencia con la situación clínica que ella presenta, y que se disponen de los recursos necesarios para su atención.

No se detiene proceso de identificación

Hasta las seis de la tarde de este viernes se habían identificado 94 de las víctimas del accidente aéreo, informó a este diario el director del Instituto de Medicina Legal y presidente de la Comisión Nacional de Identificación, Sergio Antonio Rabell Piera.

Rabell destacó que se trabaja por turnos las 24 horas, de forma combinada, entre médicos legistas y peritos de criminalística, mientras los peritos principales lo hacen todo el tiempo.

Entre los métodos detalló el cotejo de los cuerpos con las pertenencias y las prendas, así como la denominada tetralogía identificativa, sobre la base del sexo, la raza, la edad y longitud. Son de gran importancia también otros signos, como los tatuajes, marcas, heridas de operaciones, prendas de vestir, anillos, cadenas, o si portan teléfonos celulares.

De ser necesario —apuntó— se realizan pruebas de ADN, procedimiento que fue preciso utilizar con todos los extranjeros fallecidos y con un grupo de los cubanos. Sin embargo, aclaró que aunque esta es una prueba de valor, todas las demás también lo son.

Esclareció que el hecho de que algunas víctimas no estuvieran entre las primeras en ser identificadas no es consecuencia de que hubieran sufrido más durante el siniestro, pues el proceso responde a otras lógicas.  

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.