Un parque que sana

Después de una millonaria inversión, la institución Amanecer Feliz vuelve a divertir, gracias a un proyecto de desarrollo local que cumple el reclamo de varias generaciones, y se convierte también en la primera de su tipo en contar con señalización en Braille

Autor:

Laura Brunet Portela

CIENFUEGOS.— Eran muchas las heridas del parque de diversiones Amanecer Feliz, laceraciones que persistieron por décadas en el único emplazamiento de este tipo en la provincia. Equipos longevos subsanados por años, precarios registros de corriente eléctrica y el visible abandono de artefactos no mecánicos que no requerían grandes inversiones o piezas allende los mares para divertir.

A inicios de 2018 el anhelo de muchos cienfuegueros —padres y niños— tomó forma en un proyecto de desarrollo local financiado por la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (Padit) y el Gobierno municipal. La intención fue concebir un espacio sin precedentes y notable hasta en el archipiélago cubano. Se pensó armonioso con las nuevas tecnologías, la cinematografía infantil, con ofertas gastronómicas y culturales a tono con los más pequeños y equipos eléctricos modernos importados desde la República Popular China.

Aunque en la etapa estival la apertura de la primera parte de Amanecer Feliz no fue posible, junto al regocijo de volver a las aulas el sueño de tantas generaciones se materializó. Miles de infantes agolparon las puertas, tocaron con las manos, saltaron, volaron por los aires… deshicieron el espejismo.

El Alba de Amanecer Feliz

El parque de diversiones parece un oasis de fantasía en medio de tanto eclecticismo. Es una laguna de colores que regocija a todos, que invita; parece pensado para empequeñecer a los más grandes y agigantar a los más chicos, para hacernos a todos niños.

Lo nuevo y lo viejo se han entretejido. No mucho fue desechado, apenas la polémica estrella o rueda de la fortuna, la montaña rusa, y otros aparatos más allá de su vida útil. Ahora, un pequeño tren eléctrico —de 45 asientos— recorre toda el área del parque, mientras la antigua locomotora y sus vagones se convierten en una especie de cibercohe con equipos automatizados de computación para diez usuarios. Además desplegaron una red wifi en toda el área.

Una sala 3D, con capacidad para 60 espectadores, un tobogán de ocho canales y dos carruseles, el de los tradicionales corceles, y otro de aviones, son la novedad de la primera fase, inaugurada recientemente.

«Se ve muy bien, muy bonito», atina a responder Mayensy Hurtado Rodríguez mientras busca a su pequeño entre la muchachada. «Hace falta que se mantenga tal y como está ahora, que es lo más importante, para que los niños tengan un lugar a donde ir, pues aquí no hay muchos», asegura.

No solo en materia estructural se ven transformaciones. Los servicios y la animación cultural también se renuevan. Puntos de venta de alimentos ligeros, quioscos para el expendio del módulo infantil, cafetería y pizzería lucen nuevas galas.

«Se entregó una unidad en arrendamiento, pero con precios topados por la empresa para garantizar productos de calidad por un monto justo», declaró Andy Hernández Báez, director municipal de gastronomía.

La exhibición de peces, aves y la venta de libros evidencian el incremento de servicios. La tercera tienda en la Isla de la marca Gabi & Sofi, perteneciente a la cooperativa no agropecuaria Decorarte —dedicada a las impresiones gráficas, decoraciones y artículos personalizados—, comercializa juguetes didácticos, materiales escolares, decoración, mobiliario y luminarias con motivos infantiles.

«Nos insertamos dentro de la dinámica y los esfuerzos de todas las empresas que trabajaron en este proyecto para abrir la primera tienda en Cienfuegos. Ha sido un éxito, hemos percibido la aceptación del público y la necesidad de que nuestros niños sean más activos y menos dependientes de la tecnología», expresó Ariel Balmaseda Santana, presidente de Decorarte.

Amanecer Feliz también es el primer parque cubano señalizado en Braille, concebido para facilitar el acceso a los aparatos de personas ciegas y débiles visuales; de ahí que seleccionaran tonalidades contrastantes como rojo, magenta, anaranjado, verde y negro para identificar cada área, como dijo a la Agencia Cubana de Noticias Arnaldo Cruz, coordinador del grupo de proyecto y procesos de desarrollo local de la asamblea del Gobierno en el municipio cabecera.

Las etapas

No pocos advirtieron que parece encogido, que hay zonas cerradas y algunos pendientes. Pero el parque crecerá en área y calidad, llegarán nuevos equipos y modernos servicios.

Un primer período de la inversión devolvió a Cienfuegos parte del lugar listo para el disfrute de los chicos de casa, viernes, sábado y domingo hasta las diez de la noche. La segunda etapa ya se encuentra en los trámites de preinversión, aseguró Hernández Báez, director municipal de Gastronomía.

«Ahora se trabajará en ampliarnos hacia áreas aledañas para colocar una montaña rusa y una estrella en sustitución de las precedentes», aclaró Hernández Báez, director municipal de gastronomía.

Hay alegría, satisfacciones, regocijo de mayores y pequeños por dejar de «extrañar» este espacio de «hierba y mar», como dice María Antonia Fernández Bravo. Pero también aflora el recelo, porque «hay que cuidarlo, dice Elvira Infansón Sánchez, lo mismo de parte de nosotros los padres como del Estado, que le pase la mano de vez en cuando, que no lo deje deteriorarse».

La reparación del parque de diversiones era un anhelo de muchos.

Las áreas de equipos no mecánicos también lucen renovadas.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.