Trasvase: puntal estratégico para el desarrollo económico y social del oriente cubano

Durante un encuentro de trabajo realizado esta semana el Presidente cubano examinó el comportamiento de los programas hidráulico y de viales

 

Autor:

Yaima Puig Meneses

Cientos de kilómetros de túneles, canales y puentes conforman los trasvases que se ejecutan en el país. Al concluirse los mismos podrán beneficiarse unas 400 mil hectáreas de tierra.

Como parte del trasvase Este-Oeste, en una primera etapa se logró la construcción de las conductoras de Colorado-Naranjo y Nipe-Gibara. A partir de ellas se ha garantizado la entrega de más de 28 millones de metros cúbicos de agua a la ciudad de Holguín y una cifra superior a los cuatro millones hacia el polo turístico del norte de la provincia.

Con la terminación del trasvase entre las presas Mayarí y Birán, cometido fundamental de la segunda etapa, ya están bajo riego poco más de dos mil 55 hectáreas de las 12 800 de esta etapa, en tanto se encuentran en proceso de revisión, prueba y puesta en marcha otras áreas.

Así lo explicó Roberto Pupo Verdecia, director general de la Empresa de Servicios Ingenieros Dirección Integrada de Proyectos (DIP) Trasvases, en un reciente chequeo al programa hidráulico realizado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Con el propósito de dar valor de uso al agua inmediatamente que se van concluyendo las obras, para la tercera etapa se diseñó la ejecución en paralelo de las inversiones propias del trasvase y las que involucran los sistemas de riego asociados a la agricultura y el Grupo Empresarial Azcuba. Ello ha permitido tener bajo riego hasta el momento 546 hectáreas, de las 13 mil 400 que se ha previsto incluir al finalizar esta fase.

A la par, también se trabaja en dos direcciones; al noroeste en el canal magistral Birán-Báguano-Banes y la presa Mejías y al este en los túneles de las presas Mayarí y Levisa, unido a la construcción de esta última.

Según se analizó, las labores del Trasvase hacia el norte manifiestan cumplimientos sostenidos de la programación con una buena calidad.

En tanto, la vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, Inés María Chapman Waugh, subrayó el hecho de que la ejecución de las obras subterráneas del túnel Levisa-Mayarí se lleva a cabo en un trayecto caracterizado por una geología muy compleja, lo cual ha dificultado el avance de los trabajos. En estos momentos se encuentra en vías de solución la adquisición de equipos más eficientes para las investigaciones.

Al referirse a la ejecución de obras asociadas al valor de uso del Trasvase, el director general de la Empresa de Servicios Ingenieros DIP Trasvases, comentó que para el presente año la estrategia es potenciar el polo arrocero de Cosme-Herrera, dado el efecto que tiene en la sustitución de importaciones.

La ejecución del Trasvase Este-Oeste en el oriente del país es un programa estratégico, pues además de contribuir al desarrollo económico y social, traza pautas fundamentales para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, mitigando las afectaciones de la sequía y el impacto del cambio climático.

Viales en la mira del gobierno

Al evaluar el desarrollo del programa de viales en el país, el viceministro primero de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, aseguró que se ha intensificado la exigencia en la calidad de los trabajos que se realizan, aplicando medidas concretas en la contratación y fiscalización de los trabajos, tema sobre el cual reconoció deben continuar trabajando. Ejemplificó con lo sucedido en la carretera Granma, en el oriente del país, donde se han detenido los trabajos por mala calidad.

Igualmente, se refirió a la importación de equipamiento para asumir el bacheo con un mayor alcance, en particular en las ciudades y en las vías que utiliza el transporte público; a la ejecución de los viales prioritarios del país como la Autopista Nacional y otros, incluyendo los vinculados al desarrollo del turismo; y la exigencia por el cumplimiento de las normas reguladas para las vías, lo cual repercute directamente en una mejor conservación de las mismas.

Al hacer referencia a ese último aspecto, el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez llamó la atención sobre la prioridad que se debe dar al empleo del cabotaje, lo que permitirá liberar las carreteras de cargas inadecuadas. Hacer un buen diseño de cabotaje —dijo— crea empleo, implica un menor gasto de combustibles y contribuye a preservar mejor las vías.

Durante el encuentro, también se actualizó sobre el estado actual del plan de inversiones, así como de los programas de conservación y mantenimiento y el de producción de mezcla asfáltica.

La situación de los viales no solo dificulta el acceso a las comunidades, también el desarrollo productivo, manifestó Díaz-Canel Bermúdez. Por eso es importante no detenernos en las labores de mantenimiento y prever siempre en el plan un financiamiento para ello, acotó.

De la misma manera, insistió en el interés que se debe poner en el estudio constante de técnicas y alternativas que permitan sostener el programa de los viales en el país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.