Tres outs para el bloqueo

Muchos atletas tienen que viajar a Europa para hacer bases de entrenamiento allá porque les niegan las instalaciones de Estados Unidos, lo que encarece los costos

Autor:

Luis Autié Cantón

Cuando el 31 de octubre próximo nuestro país ponga a consideración de la Asamblea General de las Naciones Unidas el proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, nuestros atletas se verán también reflejados entre sus páginas, según trascendió en una reunión entre varias autoridades del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) y representantes de la prensa especializada.

En el encuentro se ofrecieron varios detalles que reflejan la imposibilidad de que nuestros atletas realicen bases de entrenamientos y topes en Estados Unidos, donde existe una alta calidad deportiva y se abaratan los costos. Ante esta situación, los deportistas deben viajar a Europa o Asia, con lo que se incrementan los gastos por concepto de boletos aéreos, hospedaje y alquiler de instalaciones.

Según cifras ofrecidas a la prensa por Martha Lidia Ruiz, directora de Relaciones Internacionales del Inder, y Manuel Trobajo, del Grupo de Balance y Aseguramiento, en el período comprendido entre los años 2015 y 2018, las afectaciones causadas por esas leyes hostiles hacia nuestro país ascienden a un total de 535 500 dólares, y las cifras anuales presentan una alarmante tendencia al alza.

«El bloqueo ha sido siempre un impedimento, y ahora, con la nueva administración estadounidense, este tema se ha recrudecido más», expresó Trobajo. Se expuso además el hecho de que el deporte cubano, este año, vio disminuida su capacidad de importar implementos de marcas estadounidenses, muchos de ellos de uso obligatorio, según lo estipulado en los reglamentos oficiales de las federaciones internacionales. Para adquirir artículos de las marcas Louisville, Wilson, Xbat, Rawlings, Atec, 3N2, Easton y W&W se debió acudir a terceros países, erogando entre 20 y 30 por ciento por encima del precio original de los productos, a lo que se suma el incremento en el costo de los fletes.

«En los Juegos Centroamericanos de Barranquilla, por ejemplo, nos pasó algo que nos viene sucediendo en varias lides multidisciplinarias. Compramos en la propia competencia un número importante de recursos, vestuario y medios, gracias al apoyo de varias personas o delegaciones que se solidarizan y nos lo llevan», dijo Trobajo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.