Semilla de la revolución agraria

Presidió Raúl acto nacional por el aniversario 60 del Congreso Campesino en Armas. Convoca la ANAP a incrementar la producción de alimentos, potenciar la sustitución de importaciones y mantener el legado de Fidel, principal artífice del mejoramiento de la vida en el campo

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

MAYARÍ ARRIBA, Santiago de Cuba.— El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido, presidió aquí el acto nacional por el aniversario 60 del Congreso Campesino en Armas, efectuado este viernes en Soledad de Mayarí, histórico sitio del acontecimiento.

A pocos metros del salón de fiestas de Juan Clavel, donde el 21 de septiembre de 1958 el entonces comandante Raúl, al frente de unos 200 campesinos de la otrora zona guerrillera del II Frente Oriental Frank País, protagonizara el hecho, una representación de campesinos destacados de la provincia y del pueblo del serrano municipio, evocó su trascendencia.

Acompañados, además, por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, y por Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido en Santiago de Cuba, entre otros dirigentes, así como de un grupo de los delegados a aquella cita, se destacó el significado del relevante suceso que el mismo Raúl, en las conclusiones de aquella jornada, definió como semilla de la revolución agraria que echó las bases de la verdadera Revolución Cubana.

En nombre de las actuales generaciones de campesinos, Kenia Andrial Kindelán, presidenta de la organización de base de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en la CPA Emilio Bárcenas, de Segundo Frente, patentizó el compromiso de continuar apoyando la producción de alimentos y estar a la altura de los retos que enfrenta el campesinado.

 En las palabras centrales, Rafael Santiesteban Pozo, presidente de la ANAP, destacó que el Congreso Campesino en Armas ratificó la alianza obrero-campesina, contribuyó a consolidar la unidad entre el campesinado y las fuerzas que combatían a la tiranía y resultó un paso decisivo para la promulgación de la Ley de Reforma Agraria, firmada por Fidel el 17 de mayo de 1959.

También llamó a incrementar la producción de alimentos, potenciar la sustitución de importaciones y mantener el legado del líder histórico de la Revolución Cubana, principal artífice del mejoramiento de la vida en el campo, lo que quedó plasmado desde 1953, en su alegato de autodefensa La Historia me Absolverá.

Santiesteban Pozo convocó a celebrar el aniversario 60 de la Primera Ley de Reforma Agraria desplegando un gran movimiento político y de trabajo que rinda tributo a aquellos que nos legaron sus ideas y ejemplo, especialmente a nuestro eterno líder, Fidel. «Los campesinos cubanos no le fallaremos jamás a la Revolución», sentenció.

Al concluir el acto, en el que no faltó el verso guajiro y la buena música campesina a la manera del elenco del programa televisivo Palmas y cañas y artistas de la provincia, el General de Ejército saludó a los pobladores del Segundo Frente allí congregados y visitó el museo que atesora la memoria del Congreso, ubicado en el antiguo salón de fiestas que le sirvió de escenario.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.