Maestras que son patria

En el segundo y último día de trabajo en la provincia avileña, Miguel Díaz-Canel Bermúdez conversó con docentes y estudiantes de una escuela pedagógica y recorrió otros lugares para la educación y el desarrollo de las nuevas generaciones. Integrantes del Consejo de Ministros se reúnen con autoridades locales

 

Autores:

Luis Raúl Vázquez Muñoz
René Tamayo León

Las historias de vida se fueron desgranando una a una, como la de la niña que no quería estudiar y su madre la «obligaba» día a día, y ahora es una profesora que ama profundamente su oficio y le agradece a aquella haberlo logrado; o la otra que, de madre y padre maestros, era algo traviesa y aunque quería ser como ellos, estos —pedagogos ilustres— le decían que no lo iba a lograr por su manera de ser...

Las jovencitas son hoy miembros del claustro de profesores de la escuela pedagógica Raúl Corrales Fornos, una de las dos encargadas de preparar a los maestros de la provincia de Ciego de Ávila para la enseñanza en la primera infancia (prescolar), la primaria y la secundaria básica.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto a la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, departió con profesores y estudiantes del centro, donde resaltó el incremento de las matrículas en las escuelas formadoras de maestros, muestra del interés y la vocación de la juventud por las carreras pedagógicas.

Como parte de la visita de Gobierno a territorio avileño, el mandatario también visitó, junto al ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, el parque temático citadino donde los Joven Club de Computación desarrollan una atractiva experiencia en pro de la educación e informatización de la sociedad, a través de la ambientación de un antiguo coche de tren como sala de computación y lúdica, y una guagua ambulante bien equipada que recorre localidades del territorio.

El Presidente cubano, que estuvo acompañado por Félix Duarte Ortega, primer secretario del Partido en la provincia, recorrió además el parque infantil La Chatarrita, en la zona nueva de la urbe, donde los equipos de juego están hechos a partir de elementos reciclados y se les enseña a los niños a recuperar las materias primas y hasta darles un nuevo uso.

Los informes no son la vida

Al final de una jornada de casi dos días, donde se le tomó el pulso a la provincia de Ciego de Ávila, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, insistió en la necesidad de elevar el rigor económico y la vocación exportadora, sin perder la sensibilidad hacia el pueblo.

«La realidad es mucho más rica, es necesario que todos bajemos a la base porque allí encontramos las vivencias que nunca se encontrarán en un informe», expresó el mandatario cubano en las conclusiones de la reunión final de la visita, que realizó el Consejo de Ministros al territorio avileño entre el miércoles y ayer, jueves.

Moderado el encuentro por el Primer Vicepresidente, Salvador Valdés Mesa, el primero de los ministros en informar fue Alejandro Gil, titular de Economía. En su intervención, hizo tomar nota: 25 empresas sobrecumplen sus utilidades en un 120 por ciento. No está mal, dijo el ministro, pero hay que pensar por qué esa potencialidad no fue llevada a los planes.

Después, el ministro abordó un tema señalado por los titulares de Agricultura y Comercio Exterior y la Inversión Extranjera: las potencialidades de la provincia para sustituir importaciones, exportar en renglones de la agricultura y encadenar ciclos productivos, incluso en sus industrias locales.

Por citar un ejemplo, la Empresa Agropecuaria La Cuba tiene cálculos iniciales, los cuales indican que la preparación de más de 3 000 hectáreas de plátano, paulatinamente, podría generar ingresos hasta los 50 millones de dólares por concepto de exportación, de acuerdo con los precios en el mercado internacional, que oscilan entre los 500 y 600 dólares la tonelada.

Se dice fácil; pero ese propósito implica, en primer lugar, buscar mercado, preparar la infraestructura y capacitar a los empresarios. No es un imposible, aunque tampoco se puede subestimar y de ahí uno de los acuerdos entre las carteras de Economía, Agricultura y Comercio Exterior de concertar las acciones que permitan a entidades como La Cuba y la Pecuaria Genérica de Turiguanó insertarse en el mercado exterior, al igual que la Empresa Agroindustrial Ceballos.

Cubasoy, una las empresas visitadas por el presidente, al igual que las mencionadas, es otra de las agrupaciones con posibilidades de exportar y de convertirse en importante polo productivo. Con un fondo de tierra de 35 000 hectáreas, posee 96 máquinas de riego y las condiciones necesarias para producir importantes volúmenes de granos. Díaz-Canel ponderó las posibilidades de esa entidad y su estrategia de diversificar cultivos.

No obstante, también indicó dar respuesta a varios trabajadores de la empresa, quienes presentaron una carta ante el Consejo de Estado en agosto último, en la  cual denunciaban problemas con el salario y la atención a los obreros. «Voy a dejarles copia de esa carta y deseo que se dé respuesta a esos compañeros y se atiendan sus inquietudes», expresó el presidente.

La Bioeléctrica, que se construye en áreas del central Primero de Enero, fue motivo de análisis desde la mirada de varios ministerios. En esa obra se necesita incrementar a tres los turnos de trabajo para acelerar su ejecución y pensar en el aumento de las plantaciones de cañas y la creación de bosques industriales para abastecer sus calderas cuando entren en funcionamiento.

Otros temas que recibieron señalamientos fuertes fueron el descontrol en la Empresa Cárnica, que motivó el incumplimiento de la canasta básica; unido a los incumplimientos en las ventas en la actividad de Comercio Interior.

En la visita se comprobó que los conflictos de abastecimiento de los productos de aseo han obedecido a la estrategia de concentrar la distribución en días fijos del mes y no escalonarla, de acuerdo con su existencia en las tiendas.

Otros sectores que recibieron críticas fueron Planificación Física y Salud Pública. Al primero se le señaló el mal estado constructivo de las sedes municipales del IPF y sus oficinas de trámites, lo que incide en la numerosa documentación que se encuentra fuera de término. En Salud se cuestionó el deterioro de los indicadores del Programa Materno-Infantil y la falta de organización en el hospital Antonio Luaces Iraola, que provoca el exceso de casos en los cuerpos de guardia y que pudieran ser atendidos en los policlínicos. También afecta los servicios médicos el hecho de que 19 salones de operaciones existentes entre los dos hospitales generales de la provincia, nueve estén de baja lo cual origina la aparición de colas quirúrgicas.

Díaz-Canel señaló que los problemas existen, pero todos los días se les debe arrancar un pedazo. «A pesar de estas dificultades, el avileño es un pueblo laborioso y decente. Por esto debemos tocar las cosas con la mano, trabajar sin perder la sensibilidad y todos los que dirigimos tener que rendirles cuenta a los trabajadores y el pueblo», señaló.

Y el Presidente se hace pueblo

A la usanza tradicional y común (cariñosa) a que estamos acostumbrados cubanas y cubanos: en una cuadra, debajo de una luminaria del alumbrado público, con los portales de las casas de alrededor con sus luces prendidas, y nuestra bandera, se celebró en la noche de este miércoles la consulta popular del Proyecto de Constitución en la circunscripción 18 del consejo popular Pedro Martínez Brito de la ciudad de Ciego de Ávila.

El mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, participó, junto a Félix Duarte Ortega, primer secretario del Partido en el territorio, otras autoridades de la provincia, y Manuel Marrero, ministro de Turismo.

Ya va por cerca de una docena de estas reuniones a las que el estadista asiste en las provincias adonde el Consejo de Ministros llega para realizar una visita de Gobierno. En otros lugares de la ciudad, el Primer Vicepresidente del Ejecutivo, Salvador Valdés Mesa, y vicepresidentes y ministros, participaban al unísono en varios encuentros de este tipo.

El debate fue abundante y original; muchas de las propuestas que se han hecho a lo largo del país en los últimos dos meses y medio, tanto en centros laborales como en las comunidades, volvieron a oírse, pero siempre cada orador u oradora aporta algo nuevo, un detalle, otro matiz, determinada sutileza, recalcaba Díaz-Canel a los cederistas.

Tras la discusión, el Presidente cubano visitó un hotel recién restaurado en el bulevar de la ciudad: La Roca. Al conocerse que estaba allí, quienes se recreaban o conversaban por la wifi comenzaron a congregarse en los alrededores.

Al salir del hostal, el estadista comenzó a caminar por el pintoresco paseo citadino de manos con su esposa, y los avileños empezaron a salir de los locales para acompañarlo. A pesar de su «don de gente», de su naturaleza sencilla y accesible, no pocos se sorprendían, «¡ese es el Presidente!», exclamaban, se levantaban de los bancos y se sumaban a la multitud.

Sobre la visita del Presidente cubano a Ciego de Ávila lea además: 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.