Altruismo estudiantil

Estudiantes cubanos y de otras naciones que se forman en la Isla como futuros médicos respondieron a la noble iniciativa de donar sangre, que organizaron las autoridades de Salud y los comités de base de la UJC en la provincia de Matanzas

Autor:

Hugo García

Matanzas.— Un grupo de estudiantes de Medicina de la Universidad de Ciencias Médicas Doctor Juan Guiteras Gener, de aquí, donaron voluntariamente su sangre, como gesto de altruismo que enaltece los valores humanos que viven en los corazones de nuestra juventud.

La doctora Solángel Riesgo Rodríguez, especialista en Pediatría y jefa del departamento docente del hospital provincial docente Eliseo Noel Caamaño, comentó que esta acción forma parte de una iniciativa de la dirección del hospital de conjunto con los comités de base de la Unión de Jóvenes Comunistas. «Es un trabajo extensionista que aporta a la formación de valores en los jóvenes», expuso.

Los donantes fueron estudiantes de cuarto y sexto año, además de un grupo de residentes en Pediatría y de otras naciones que se forman en Cuba. Su actitud tiene una gran significación porque es un impulso a las donaciones de sangre desde la Salud Pública y siempre se necesita de disponibilidad de sangre para los procesos vitales de los pacientes.

Las licenciadas Ibis Bermúdez Jiménez (en Enfermería) y Yisel Iglesias Vigo (en Medicina transfusional), ambas del banco de sangre provincial, elogiaron la iniciativa y la disciplina que los estudiantes mostraron. Explicaron que a la sangre de los donantes se les realiza varias pruebas, como la serología, pruebas del VIH, Hepatitis B y C, al tiempo que exhortaron a la población a sensibilizarse con las donaciones, pues recalcaron que en muchos casos salvan vidas.

La joven de 24 años de edad Dariana Hernández Morales, residente de primer año en Pediatría, refiere que es la segunda vez que dona su sangre porque comprende la necesidad de contar con ese vital líquido para las transfusiones que se le suministran a los pacientes.

Claudia Sánchez Gutiérrez, estudiante de sexto año e interna vertical en Terapia Intensiva, sostiene que es la tercera vez que acude a donar sangre y recuerda que la primera ocasión fue cuando ocurrió un accidente de tránsito: «A veces vemos a niños que necesitan un tipo específico de sangre, y comprendemos entonces la importancia de contar con esas reservas en nuestros bancos», precisa.

El estudiante de cuarto año Arístides García Moliner, quien ha donado dos veces, reflexiona: «En ocasiones las personas no le brindan la importancia que verdaderamente requiere contar con este recurso para diversas intervenciones quirúrgicas o para el tratamiento a algunas patologías».

La doctora Ivis Simón Rodríguez, jefa del cuerpo de guardia de la referida institución de salud, ponderó el gesto de los jóvenes. «Además de crecer como futuros médicos o especialistas, se engrandecen como seres humanos».

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.