Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

La hora de una generación

Para llegar más allá de los militantes, sus líderes necesitan empatía, sensibilidad y ser ejemplo, aseguró Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, en la asamblea de balance 11no. Congreso de la organización en la provincia de Guantánamo

 

Autor:

Haydee León Moya

GUANTÁNAMO.— Aunque se reitera aquí y allá, en el universo juvenil cubano pensar como país tiene una connotación especial, pues por hechos y convicciones es la generación más comprometida con el presente de una nación a la que muy pocas cosas le resultan fáciles.

Ese fue el hilo conductor de las intervenciones en la asamblea de balance 11no. Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de Guantánamo, que contó con la siempre estimulante presencia de José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, y Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la organización juvenil, entre otros invitados.

«Todo nos cuesta el doble y a todo se nos hace difícil acceder, y eso no es culpa de la burocracia u otros males que internamente nos pueden estar afectando, es por culpa del bloqueo con el que el Gobierno de Estados Unidos nos pone contra la pared», destacó en una de sus intervenciones Machado Ventura.

Como médico de familia en el poblado de Caimanera, el joven Luis Ángel Tamayo Imbert reconoció sentir esa presión a diario cuando atiende a los pacientes y enfrenta la escasez de medicamentos. «Por eso nuestra generación —con los jóvenes comunistas dando el ejemplo—, tiene que seguir poniendo fuerza y creatividad para rebasar esa política criminal en esta y todas las esferas, siempre pensando como país.

«En mi comité de base nos integramos a un destacamento para la lucha antivectorial por la difícil situación epidemiológica que enfrenta este poblado. Además, los médicos de familia, jóvenes en su mayoría, tenemos un peso importante en el hecho de que nuestro municipio  fuera el único de la provincia con cero mortalidad infantil. También nos despojamos de las batas blancas y rescatamos dos naves de producción de alimentos que estaban abandonadas en la granja agrícola».

Yusef del Río Herrera, también especialista en Medicina General Integral, agregó que «tenemos que hacer una contribución social mayor, poner el doble de lo que nos toca, y en ello es esencial la labor de los líderes juveniles. Debemos ser originales, que salga del corazón lo que hagamos, con humildad y firmeza, en un permanente congreso de ideas y acciones».

Por esa misma cuerda de seguir en congreso, otra joven doctora, Aimé Rodríguez, médico de familia del municipio intramontano de Niceto Pérez, comentó que «a pesar de las dificultades con la entrada de insumos médicos al país, hay que darles a los pacientes una información adecuada para no crear crisis en la población; pero no solo en el consultorio: también en la guagua, en la esquina, en el barrio… donde quiera que estemos».

El espectro de intervenciones se amplió en la voz del imberbe campesino Robert Sánchez Guiamet, quien expuso la experiencia de su comité de base en la cooperativa de créditos y servicios Osmel Gonzálvez, del municipio de Niceto Pérez. Este comité de base, constituido en 2019, ya suma ocho militantes en un universo de 20 jóvenes, y han realizado 25 donaciones de alimentos a centros de salud y otras instituciones de la localidad.

Lisandra Sabó Vega, de la ciudad de Baracoa, insistió en la importancia de establecer una comunicación diáfana, que propicie el clima de debate, dentro de la organización y hacia la sociedad, y propuso más apoyo juvenil a las familias que construyen o reparan sus viviendas gracias al otorgamiento de subsidios estatales.

Sobre este tema, Susely señaló que para llegar más allá de los militantes, sus líderes necesitan empatía, sensibilidad, y ser ejemplo, no solo en el desempeño de sus labores concretas, sino en todo lo que se hace y en el combate en las redes sociales como espacio de defensa de la verdad de Cuba ante las calumnias que circulan por esa vía.

Como colofón de la asamblea se eligió la delegación guantanamera que asistirá al 11no. Congreso. Igualmente, se seleccionó el nuevo Comité y Buró Provincial de la UJC, al frente del cual se ratificó a Lázaro Castellanos Matos como primer secretario en el territorio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.