Nominado el grupo Montimar al Cubadisco 2007

Su fonograma Un swing sabroso, compite en Música Tradicional, una de las categorías más disputadas

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Yunior Hurtado Montimar, de la ciudad de Trinidad, está nominado al Cubadisco 2007 con su fonograma Un swing sabroso, en Música Tradicional, una de las categorías más disputadas. Una vez más se pone en evidencia que el Cubadisco mira, con atención y cuidado, hacia toda la geografía nacional. Desde su fundación, el septeto aseguraba una sonoridad propia, en una etapa de afluencia de una variedad estilística procedente de todas partes, donde la marca de los ritmos del Caribe ejercía un ascendente peculiar, sobre las agrupaciones soneras en Cuba.

La ciudad de Trinidad vio surgir a este colectivo, donde la impronta sonera no caracterizaba el espíritu de la trova en ese lugar, identificado por una comunicación intimista del asunto trovadoresco, subvertido a partir de la aparición en 1972 del Dúo Escambray, deudor de la trova santiaguera, que consiguió intercalar exitosamente ambas pulsiones espirituales. De esa síntesis surge Montimar, en el acopio de fórmulas atrevidamente progresivas del son cubano. El grupo apela a las razones del tiempo, al sentido de homenaje indispensable hacia las formulaciones que contribuyen a un aporte de sonoridades afirmadas en lo tradicional y aquellas dispuestas a transformar desde acercamientos contemporáneos, las modalidades características del género a través de un siglo.

Una de las cualidades que identifica a esta agrupación, es el sentido orgánico de realización musical. A diferencia del resto de los grupos de son, siempre preocupados por destacar el protagonismo y el talento de uno de sus integrantes, Montimar no se lanza a la búsqueda de solos extraordinarios, sino que establece planos de significación colectiva, desde los cuales se advierte el sonido de un instrumento que marca intenciones, pero articulado al espectro armónico del diseño conjunto.

En este grupo se aprecia una explícita razón de pertenencia a Trinidad, declarada desde el propio nombre de la agrupación. Pertenencia que se nutre de las esencias contrastantes entre los vectores ciudad-monte-mar, sugerencias naturales que propician el crecimiento de una espiritualidad peculiar, generadora de expresiones sustantivas en la creación artística y que se disponen desde el grupo, como revelación estética de primer orden.

La contaminación beneficiosa de ritmos del Caribe se entrecruza con las postulaciones de carácter fundador y posibilita el acceso a una cualidad en cuya mixtura siguen prevaleciendo el espíritu de la ciudad, los sonidos de sus calles, el curso regular de sus hombres y mujeres recuperados del tiempo, gracias a la voluntad de la memoria.

Un swing sabroso, una propuesta de Bis Music, grabado en los Estudios Eusebio Delfín, de Cienfuegos, que llega a nosotros con una curiosa capacidad de asegurar postulaciones de nueva época desde los trazos originarios, mezclando intenciones que en otro momento no constituían orientaciones del grupo, sin restarle una autenticidad que convoca la atención de quienes escuchamos.

Los temas que conforman el disco, asumen el espíritu de fundación donde se localiza la visión indispensable de lo localista, como sucede con el bolero de José Ferrer, Alguien como usted, pasando por la fusión de Eclipse de amor, de Guillermo Ruiz, o una atractiva proposición sonera hacia el jazz latino, con Pretexto para un jazz, de Alain Valdés, que incorpora las variantes específicas que distinguen esa orientación, a partir del formato del septeto, hasta asumir préstamos repertoriales, que en versiones nuevas, proyectan con total seguridad original, el sentido de actualidad que persigue Montimar.

Esta propuesta fonográfica contribuye a extender hacia el reconocimiento de un público mayor, necesitado de ofertas continuadas de lo esencial cubano, la posibilidad de afirmar plenamente la voluntad de un carácter nacional, que encuentra en la música, una expresión hermosa y firme.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.