Presentan nuevos libros de Juventud Rebelde y la Casa Editora Abril

La actividad formó parte del homenaje al 4 de Abril. La Camerata Romeu entregó elegancia y virtuosismo

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Foto: Calixto N. Llanes No sé por qué inesperadamente empezaron a sucederse en mi mente escenas de Sentido y sensibilidad, la magnífica adaptación de la novela de Jane Austen que rodara en 1995 el taiwanés Ang Lee.

Quizá la explicación esté en que momentos después de que se presentaran ayer los más recientes empeños editoriales de Juventud Rebelde, Penicilina para bailar el son, de Luis Hernández Serrano, y La maldición del avestruz (colectivo de autores), además de la reimpresión de Regalo de jueves, de Guillermo Cabrera, Zenaida Castro Romeu y su Camerata nos regalaron su arte y su sensibilidad exquisitos.

Como uno de esos libros que uno quiere regalar a una madre, a un hijo o a un amigo, clasificó Arleen Rodríguez Derivet, ex directora de nuestro diario y actual coordinadora de la Mesa Redonda Informativa de la Televisión Cubana, a Regalo de jueves, publicado por JR, como los otros dos, de conjunto con la Casa Editora Abril. Se trata de una selección de las crónicas escritas por el periodista Guillermo Cabrera para su sección Tecla ocurrente.

Penicilina para bailar el son y La maldición del avestruz ven la luz por vez primera. Ambos textos fueron editados y corregidos por María Luisa García Moreno. Penicilina... es un muestrario de un tipo de periodismo muy raro en la prensa cubana. Ilustrado por Laz, caricaturista del dedeté, recoge noticias curiosas, simpáticas e interesantes que dieron otra dimensión a JR, en su función de entretenimiento», según explicó Rodríguez Derivet.

La maldición del avestruz, cuya ilustración de cubierta pertenece a Joseph Rosado Polanco, es una obra colectiva, que reivindica el rol de la opinión y la crítica en el periodismo cubano.

«Tiene el mérito de evidenciar que los problemas fundamentales de nuestra sociedad no son ajenos al periodismo revolucionario, que en todos estos años se ha empeñado en señalar, criticar», apuntó Arleen.

En este libro aparecen comentarios firmados por Alina Perera, Agnerys Rodríguez, José Alejandro Rodríguez, Luis Sexto, Ricardo Ronquillo, José Aurelio Paz, Osviel Castro, Luis Raúl Vázquez, Luis Luque, Nelson García y René Tamayo.

Cierre admirable de esta jornada fue la presentación de la Camerata Romeu, dirigida por Zenaida, quien quiso adelantar estrenos que harán aplaudir hasta el delirio al público que asista el próximo sábado, a las 6:00 p.m., a la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís.

Suite St. Paul, la pieza escogida por la Camerata para el bautizo en JR, podría ser perfecta para la banda sonora de una película de época. Por un momento cerré los ojos, privándome de la sublime elegancia de este grupo sui géneris de instrumentistas, para escuchar los cuatro movimientos de esta obra y conformar mi propio cortometraje, ahondando en las pasiones de unos personajes vivos. E hice mi película de amor y dolor, de odios y alegrías, mientras Zenaida les daba a sus «actrices», después de idear para ellas idóneos papeles, magníficas oportunidades de lucirse.

Zenaida y la Camerata presentaron un programa con el que honraron a compositores cubanos y latinoamericanos.

De nuestro continente eligió a Astor Piazzolla y su Muerte de ángel; y al boliviano Cergio Prudencio con El día que murió el silencio. Del patio, los elegidos fueron Carlos Fariñas y su Final obligado, y Guido López Gavilán y ese ejemplo de música exhuberante que es Camerata en guaguancó, en que violines, viola, celo y contrabajo se transforman en tumbadoras y quintos, y la orquesta va de la charanga a la rumba y al son.

Auténticas, contemporáneas y frescas también sonaron Danzón Almendra y Manisero, reflejo de toda la tradición cultural que la Castro Romeu heredó, y que permitió regalar a los trabajadores de JR y a sus invitados una tarde excepcional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.