Concluyen libro sobre agrupaciones musicales cubanas

El promotor cultural Juan Cruz Rodríguez escribió sobre el tema entre los años 1940 y 1998

Autor:

Juventud Rebelde

Un libro sobre el quehacer de las principales agrupaciones musicales, entre los años 1940 y 1998, escribió un promotor cultural cubano, avalado como el primer representante de la orquesta Aragón, en La Habana.

La obra se titula Cuba y sus músicos, fue inscrita recientemente en el Centro Nacional de Derecho de Autor y creada por Juan Cruz Rodríguez, quien con más de 90 años aun es el animador del salón Dorado de la Tropical y de la peña sobre música tradicional que lleva su nombre.

Esta se celebra los domingos en ese paradigmático recinto en homenaje a quien el primero de febrero de 1955 fue nombrado representante de los Aragones en La Habana, por Feliberto Depestre, del ejecutivo del Sindicato de Músicos de Cienfuegos y violinista de la orquesta, y por Rafael Lay, director, y Orestes Varona, administrador y timbalero.

En el texto, Cruz describe el debut habanero de la agrupación cinco días después en el Marianao Social Club, institución de la que el hoy nonagenario era vicepresidente y se consideraba una de las plazas bailables más cotizadas de la capital cubana.

«El 25 de marzo de 1956 organizamos el gran homenaje a la Aragón, en el antiguo Cinódromo de la Playa de Marianao, al cual se sumaron las orquestas Sublime y Sensación», declaró el promotor a Juventud Rebelde. «A partir de ese acontecimiento fueron tantos los contratos que llovieron a la Aragón, que decidieron quedarse en La Habana, y se convirtieron para siempre en los estilistas del chachachá».

El primer contacto de Cruz con la afamada agrupación ocurrió el 4 de septiembre de 1949, en la Perla del Sur, durante un encuentro entre la cienfueguera Sociedad Minerva y el Marianao Social Club. Entonces conformaban el grupo Lay, como director y violinista, Pepe Palmas Perelló, en el piano, José Beltrán (bajo), el flautista Efraín Loyola, Varona en la paila, Guido Sarrías como tumbador, Francisco Arbolay en el güiro y Filiberto Depestre, violinista.

En la compilación del activista cultural desfilan además de la Aragón, Fajardo, los conjuntos de Arsenio Rodríguez, Chapottín y Roberto Faz, otras glorias de la música cubana con 75 o más años de edad, en activo a fines del milenio anterior, además de agrupaciones rumberas, de guaguancó y columbia radicadas en La Habana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.