Festival Universitario del Libro y la Lectura: una apuesta por la lectura

La iniciativa no solo propicia la adquisición de textos imprescindibles. Su propósito principal es la promoción de la lectura Tintazos Los cuentos de Casal La poesía de... Arístides Vega Chapú El riesgo de llamarse escritor Premios de la Crítica Literaria 2006

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Franklin Reyes La pasión por la lectura invade cada centro universitario, sede municipal o residencia estudiantil del país. En estos primeros 17 días de noviembre la apuesta por la literatura se materializa en el Festival Universitario del Libro y la Lectura, un nuevo proyecto, que recorre todos los municipios del país, y que llegó para quedarse.

Lo nombran también FULL por sus siglas, y está auspiciado por la FEU, la UJC y el Instituto Cubano del Libro. Se trata de un festival sui géneris que facilitará a los estudiantes universitarios encontrar textos muy buscados, y los convidará a cafés literarios, descargas de trova, presentaciones de artistas aficionados de su organización y a ser testigos de acciones donde se vincularán todas las manifestaciones del arte con los libros. Igualmente el FULL se insertará en más de 200 sedes universitarias y estará vinculado con al menos una librería en cada municipio.

Al decir de Rubiel García González, miembro del secretariado nacional de la FEU, esta idea no solo propicia la adquisición de textos imprescindibles, sino que su propósito principal es la promoción de la lectura.

El dirigente estudiantil precisó que el evento potencia los «pequeños espacios, los cuales no solo tienen una incidencia en el público universitario, que es muy gremial y gusta de tener sus lugares para pensar y hablar de mil cosas. Para nosotros es importante que la recreación sana no se nos quede en el eslogan y tenemos iniciativas como estas a la mano.

«Es la primera vez que se realiza en la Isla un festival de tal magnitud en todos los municipios, y lo dedicamos al centenario de Raúl Roa, el Canciller de la dignidad, y al aniversario 85 de nuestra organización. Este festival involucrará a los principales escritores e intelectuales de todo el país y propiciará el necesario intercambio de estos con los estudiantes», subrayó Rubiel.

En la capital, sitios como el Pabellón Cuba —sede principal, con una gran librería de más de 2 000 títulos—, las residencias de los Profesores Generales Integrales, policlínicos y centros universitarios acogen el Festival. Mientras, en las sedes universitarias del país se desarrollarán paneles sobre temas de literatura y cultura cubana, así como la presentación especial del libro Tiene la palabra el camarada Roa, entrevista de Ambrosio Fornet a Raúl Roa, de la editorial Letras Cubanas.

Pero eso no será todo, pues se propiciarán intercambios entre poetas y estudiantes, y se fomentarán espacios que permitirán la lectura de textos en formato digital, aprovechando la presencia de los Joven Club de Computación, los cuales acogerán las Lecturas en la red en cada municipio.

Una iniciativa de gran aceptación popular y que regresa ahora es Mirar un libro, que propone la proyección de audiovisuales basados en obras de la literatura cubana y universal, y posibilita el encuentro con los autores, como sucederá en el Pabellón Cuba hasta el 16 de noviembre, siempre a las 7:00 p.m.

La noche universitaria de los libros, prevista para el 17 de noviembre, será el cierre del FULL. En 16 ciudades de la nación y en Ciudad de La Habana —en la céntrica Calle G—, la jornada final festejará, además, el Día del Estudiante.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.