Muestran exposición plástica colectiva en el Museo Emilio Bacardí de Santiago de Cuba - Cultura

Muestran exposición plástica colectiva en el Museo Emilio Bacardí de Santiago de Cuba

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

La muestra, integrada por obras de 25 creadores miembros de la UNEAC, estará durante un mes en esa institución y    representa lo más destacado de las artes visuales que se produce en la región oriental del país

Desde el ya lejano 1990, cuando tuvo lugar la apertura en Santiago de Cuba de una significativa muestra de lo más destacado que se producía entonces dentro de las artes visuales en la región oriental del país —incluía exponentes de Camagüey y Ciego de Ávila—, no se había organizado un salón de tanta envergadura como el que por esto días acoge el Museo Emilio Bacardí, que le permitirá a los visitantes apreciar, durante un mes, las obras de 25 creadores radicados no solo en la Ciudad Heroína, sino también en las provincias de Las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo.

En el Salón Oriente, inaugurado recientemente por Miguel Barnet, presidente de la UNEAC —los artistas son miembros de dicha organización—, se exhiben 65 obras de más de 120 presentadas, las cuales fueron elegidas por un prestigioso jurado de admisión y están ubicadas en la Sala de Arte del mencionado edificio, Monumento Nacional.

«Se llevó a cabo una selección por especialistas que vieron las obras digitalmente y fueron muy cuidadosos, de modo que sin que se perdiera de vista la calidad hubiese la mayor participación posible», explicó a JR, Marta Mosquera, vicepresidenta primera de la UNEAC en Santiago de Cuba.

«A lo mejor en las próximas ediciones no se requiera de un jurado de admisión, porque si los miembros de la UNEAC son la vanguardia artística, quiénes somos nosotros para dejar afuera a otro artista. Lo hicimos así de esa manera respetando las cosas que están establecidas. Después hemos reflexionado porque queremos un salón con la participación de todos».

Esta vez se tuvieron en cuenta las obras realizadas desde el 2006 hasta la fecha. Ya se había organizado un salón suroriental en el 2004, y tocaba preparar otro similar en el 2006, pero no fue posible por disímiles razones. Así, entre pinturas, grabados, esculturas, dibujo, fotografía, y arte digital, de autores de diferentes generaciones, desde los miembros más nuevos hasta los fundadores, destacan las piezas del tunero Rodney González Ávila (Estampida), así como la de los santiagueros Vivian Lozano Caballero (Acróstico) y Mario Trenard Sayazo, este último ganador de uno de los tres premios en disputa por el conjunto integrado por las obras Pregones de amores y Vendedor de amores.

También resaltan las creaciones de Xiomara Gutiérrez (Santiago de Cuba), Wilfredo Milanés (Granma) y Julio Alarcón (Holguín), distinguidas con menciones por un jurado presidido por Margarita Ruiz Brandi, directora nacional de Patrimonio, e integrado, además, por Alberto Lescay Merencio, presidente de la Fundación Caguayo; Etna Sanz Pérez, Profesora Titular del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Oriente; y por Gretel Arrate Hechavarría y Maricel Nápoles González, directora y especialista del Centro Provincial de las Artes Plásticas y Diseño, respectivamente.

En esta ocasión se entregaron tres premios de igual categoría, consistentes en 5 000 pesos MN cada uno y diploma, así como tres menciones, también de igual categoría, de 3 000 y diploma.

«Este es un salón, explicó, para mostrar las artes visuales de los creadores miembros de la UNEAC, de la vanguardia artística de las cinco provincias orientales. En otros años habíamos hecho varios intentos, pero es ahora que realmente se han dado las condiciones, porque los comités provinciales han estado muy interesados en apoyar esta muestra colectiva, donde no incluimos a Camagüey ni a Ciego de Ávila, pues este es como un experimento. Vamos a ver cómo sale y después veremos si añadimos otros territorios. Lo que sí está claro es que hemos comenzado un nuevo ciclo».

A decir de Marta Mosquera no existía en Santiago de Cuba un lugar mejor para presentar el Salón que el Museo Emilio Bacardí, «un espacio espectacularmente bello, con un piso bellísimo blanco y unas buenas paredes. Ya realizamos otros salones allí que quedaron muy bien. Pero en este hemos hecho un esfuerzo inmenso para que cuente con una buena divulgación, empezando por un catálogo de 32 páginas a todo color, algo que difícilmente se logra.

«No es que este sea el salón ideal, pero esperamos que abra el camino y que se pueda hacer, en lo adelante, de manera bienal, con estas características, aunque la sede se pueda ir rotando por las otras provincias. Realmente los artistas de esta región están muy necesitados de que así suceda.

«Y queremos mostrar lo que se hace en este lado del país, donde no están las grandes galerías, ni las grandes plazas, pero sí existen excelentes artistas con una obra muy interesante, mas poco conocida. Por eso no queremos que este salón se quede en el marco de las cinco provincias.

«La idea es también llevarlo a la capital y mostrarlo allí de la mejor manera posible, para que no se quede únicamente entre nosotros, porque tampoco tendría sentido. Es vital demostrar que la plástica tiene buena salud también en el oriente».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.