Latinoamérica en la piel del Festival Internacional de Cine de Toronto - Cultura

Latinoamérica en la piel del Festival Internacional de Cine de Toronto

Autor:

Juventud Rebelde

La película cubana El cuerno de la abundancia y otras 15 cintas del continente americano se presentaron en la reciente edición del Festival Internacional de Cine de TorontoLa ciudad de Toronto, cuyo nombre en lengua india significa punto de encuentro, ha venido a ser el lugar de confluencia de las nuevas producciones cinematográficas de todo el orbe en la piel del Festival Internacional de Cine que, desde hace 33 años, se realiza en la metrópolis canadiense.

De las 312 películas escogidas para la ocasión 116 fueron estrenos mundiales, entre los cuales figuró El cuerno de la abundancia, el título más reciente del cineasta cubano Juan Carlos Tabío.

El director de Guantanamera, Lista de espera y Aunque estés lejos, continúa aún desde la comedia con uno de sus temas recurrentes, la Cuba de los 90 y su complejo panorama económico y social. Los conflictos esta vez se detonan a propósito de una pretendida herencia que ha de llegar de España.

Junto a El cuerno... estuvieron también en la cita 16 largometrajes representando el quehacer fílmico del continente latinoamericano.

Voy a explotar, de Gerardo Naranjo, e Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo, de Yulene Olaizola, fueron las propuestas mexicanas. La primera se

aproxima con matices documentales a la anarquía juvenil opuesta a los cánones de la sociedad; mientras la segunda —más documental que ficción—, devela los secretos de un inquilino de la casa de huéspedes situada entre las calles Shakespeare y Víctor Hugo, en el Distrito Federal.

El lente latino, siempre inquietado por la temática social de nuestros pueblos, se acercó a los dioses rubios y de ojos claros de la alta clase limeña en el segundo filme del peruano Josué Méndez, quien movido entre la crítica y la seducción, contrapone a las divinidades la vida de su servidumbre de rasgos andinos.

La cinematografía carioca prefirió también las diferencias y contradicciones que viven los ricos y los pobres en Brasil: Érase una vez, de Breno Silveira, relata la historia de amor de una chica de Ipanema con un chico de la favela; Last Stop 174, de Bruno Barreto, narra desde la óptica del secuestrador los sucesos del ómnibus 174 en Río de Janeiro; mientras que Línea de Pase, de Walter Salles y Daniela Thomas, busca una solución para cuatro huérfanos que afrontan la pobreza que circunda a Sao Paulo.

Pero la propuesta brasileña más seductora fue sin dudas Blindness, la nueva película del director de Ciudad de Dios, Fernando Meirelles, protagonizada por Julianne Moore y Gael García Bernal. Esta adaptación al Ensayo contra la ceguera del Premio Nobel José Saramago, prosiguió la senda de elogios iniciada tras inaugurar el reciente Festival de Cannes.

El Chile de los convulsos días de la dictadura de Augusto Pinochet no quedó para los libros de historia solamente. Aún sigue provocando a realizadores como Pablo Larraín a filmar una película como Tony Manero, que arrasó con los principales premios del Santiago Festival Internacional, incluyendo el del Público. Tony Manero se aproxima a la pérdida de la identidad sintetizada en la vida de un hombre que, seducido por el personaje interpretado por John Travolta en Fiebre del sábado por la noche, huye de la realidad adversa en pos del sueño americano.

Con un tono más intimista, Acné, del uruguayo Federico Veiroj, se vuelca hacia la adolescencia; una edad donde los cambios hormonales estimulan no solo el brote de indeseables puntos rojos en el rostro, sino también la necesaria aparición del amor, el deseo sexual, el primer beso.

Las películas argentinas, seis en total para la fiesta de Toronto, hablan de una de las cinematografías más prolíferas del Cono Sur donde convergen directores consagrados como Carlos Sorín, y debutantes perspicaces como Gabriel Medina.

Sorín, autor de la multipremiada Historias mínimas, en La ventana cuenta casi en tiempo real el reencuentro de un hombre moribundo con el hijo que regresa del extranjero; mientras que Medina arma en Los Paranoicos una historia espejo donde el protagonista descubre que su mediocre vida de guionista ha triunfado, al ser reflejada en una serie de televisión que escribió su mejor amigo.

De dos cárceles diferentes hablan Salamandra, de Pablo Agüero, y Leonera, de Pablo Trapero —vista en la pasada edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano—, para hilar ambas la relación de una madre con su hijo. La primera se desarrolla tras las rejas de una naturaleza salvaje en el fin del mundo —la Patagonia—, entretanto la segunda se desenvuelve entre los barrotes que vigilan a reclusas embarazadas.

La familia, el alcohol y la ausencia componen el telón de fondo del filme Liverpool, del director Lisandro Alonso, quien participó en el festival de Cannes por cuarta ocasión, junto a sus compatriotas Pablo Agüero y Pablo Trapero.

Completando la lista argentina El nido vacío, de Daniel Burman, regala el desempeño de dos estrellas que han compartido admirablemente la escena, Oscar Martínez y Cecilia Roth, quienes con gracia enfrentan su matrimonio tras la salida de los hijos del hogar, dimensionando después de tantos años de casados su razón de ser como pareja.

Che de América

Rodada en Bolivia, México y Puerto Rico, dirigida por el norteamericano Steven Soderbergh y protagonizada por el boricua Benicio del Toro, el mexicano Demián Bichir y el cubano Jorge Perugorría; la cinta Che rinde homenaje a Ernesto Guevara, símbolo del revolucionario internacionalista que pertenece a la América entera.

Filmada en español y con una duración de cuatro horas y media, la película le mereció la Palma del certamen de Cannes a Del Toro, quien deslumbró por su desempeño actoral y su gran parecido físico con el rostro del guerrillero.

Para su presentación comercial el filme será dividido en dos, El argentino y Guerrilla. El primero se centra en la Revolución Cubana y el segundo en la librada en Bolivia, pero ambos prefieren ahondar más que en la política en las relaciones del Che con los hombres y las mujeres que lo rodeaban.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.