Regreso de una joya danzaria

La bella durmiente del bosque de nuevo en la escena cubana

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Interpretada por primera vez en 1974, la víspera fue reestrenada La bella durmiente del bosque como parte de la segunda jornada del 21 Festival Internacional de Ballet de La Habana

La grandeza del Ballet Nacional de Cuba no solo radica en más que elogiados virtuosismos técnicos y calidad artística de sus primeras figuras, solistas y cuerpo de baile, sino en mantener vivo uno los repertorios más increíbles del mundo, gracias al interés por presentarle al público cubano joyas danzarias de valor universal.

En ese caso se encuentra La bella durmiente del bosque, alejada de nuestra escena por más de 20 años y que la víspera fue reestrenada como parte de la segunda jornada del 21 Festival Internacional de Ballet de La Habana, que en esta edición celebra los 60 años de la compañía fundada en 1948 por Alicia, Fernando y Alberto Alonso.

Interpretada por vez primera en Cuba en 1974, la versión concebida por la prima ballerina assoluta Alicia Alonso a partir de la coreografía del marsellés Marius Petipa, fue protagonizada anoche por los ovacionados primeros bailarines Viengsay Valdés y Rómel Frómeta.

Que La bella... de Alicia fuese montada por la propia directora general del BNC ese mismo año en el ballet de la Ópera de París, y que en 1983 el Teatro alla Scalla de Milán la incluyera en su repertorio, habla a las claras de la notable calidad artística del magnífico espectáculo creado por la Alonso.

La presentación de este ballet, a cargo de Miguel Cabrera, historiador de la compañía, le ofreció al público asistente la oportunidad de escuchar los valiosos testimonios de tres de las figuras que han hecho historia en estos 60 años: Ramona de Saá, Aurora Bosh y Loipa Araújo.

Mientras Loipa calificaba al BNC como obra maravillosa de la Revolución, De Saá resaltaba la visión de futuro de Alicia y Fernando al crear la Escuela Cubana de Ballet; en tanto Aurora exhortaba a las presentes y futuras generaciones de bailarines a preservar el legado de los maestros, de modo que el BNC siga siendo una expresión de nuestra idiosincrasia y de la cultura cubana.

Al reestreno de la pieza asistieron el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, y Esteban Lazo Hernández, vicepresidente del Consejo de Estado. Esta noche volverá La bella... a la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana, esta vez centrada por los también primeros bailarines Anette Delgado y Joel Carreño.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.