Poesía de Frank Padrón

(Pinar del Río, 1958) Conocido sobre todo por su programa televisual De Nuestra América, como crítico, ensayista y habitual colaborador de este periódico, Padrón es también poeta y narrador. Los textos que aquí presentamos pertenecen a su libro Los latidos del espejo recientemente publicado por Ediciones Unión

Autor:

Frank Padrón

Diálogos... IV Tú eres mi espejo: en tu belleza está la mía, la que me das cuando te acaricio con los ojos y el deseo, cuando me confieso ante tu rostro lleno de secretos y misterios para que me absuelvas con mi propia sonrisa, que es tan solo un pálido reflejo de la tuya. Yo soy tu imagen: la imagen del amor latiendo en dos ojos que se funden, más que mirando, contemplando, y así pasan las horas lejos y tan cerca sin que la distancia sea más que una ilusión óptica, el rincón más traicionero del espejo, la brújula que nos extravió, la batalla perdida por volver a caminar otras millas para estar más unidos aun cuando estamos separados, pero siempre unidos mediante ese combate de luces y de lumbres. Tú me devuelves mejor, pleno, nuevo cuando me miro en ti, cuando me asomo a ti. Me tornas fénix, resurrección, agua donde entregarme y lanzarme y hallarme, como única respuesta, narciso: enamorado de mí por contagio, tocando fondo, contigo, que eres una vez más espejo de mi imagen, imagen de mi espejo, imagen de mi imagen, espejo...     Vivaldiana Con el invierno adentro voy pasando Este verano hasta de madrugadas No existe otoño si después, cantando Primavera nos llena de tonadas Una nueva estación me va curando Mi viejo hastío, mi ilusión cansada Por lo menos yo mismo voy amando Lo que de amor no tiene casi nada La esperanza es lo último que muere Y nunca hay muerte para aquel que quiere: Siempre hay enternecidos corazones También el tiempo a los paisajes hiere Mientras al lado de la herida tiene La caricia de nuevas estaciones. (1993)     Fascinación                        A la memoria de Elis Regina No vamos a morir nunca lo haremos habrá siempre un recuerdo que nos devuelva el hálito despertará algún beso de aquellos que vivieron y que hicieron la vida como lluvia muy nueva volverán las canciones a empinarnos el alma Y las risas la bohemia los amigos impulsarán la noche no morirán tampoco las decenas de rostros que una vez o que muchas les dieron luz al nuestro y cada vez que un árbol entone sus conciertos estaremos allí.  

(15/1/88)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.