Exhibirán Sorollas habaneros en el Museo del Prado - Cultura

Exhibirán Sorollas habaneros en el Museo del Prado

Las obras Verano y Clotilde paseando en los jardines de la Granja del pintor valenciano Joaquín Sorolla, que pertenecen a la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, serán mostradas por primera vez en su homólogo del Prado

Autor:

Juventud Rebelde

Verano y Clotilde paseando en los jardines de la Granja, obras realizadas por el famoso pintor valenciano Joaquín Sorolla, que pertenecen a la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, serán exhibidas por primera vez en su homólogo del Prado, en España, en la que promete ser la antológica más completa que se haya presentado del maestro de la luz del Mediterráneo.

Las piezas con las que el museo habanero se une al madrileño, corresponden a los años más sólidos y fructíferos del autor, y forman parte del registro criollo que atesora alrededor de 30 ejemplares; uno de los más importantes que de este artista existe fuera de la Península Ibérica.

El ingreso de ambas obras a los fondos de Bellas Artes ocurrió después de 1959, cuando su antigua dueña, la familia del magnate azucarero José Gómez Mena, se trasladó precipitadamente a la Florida ante la noticia del triunfo revolucionario, dejando en la Isla una notable colección de arte.

Quienes hemos tenido la oportunidad de ver estas pinturas que realizara el pintor valenciano en los albores del siglo XX, nos hemos sobrecogido con el cuadro estival que describe Verano, por la naturalidad de las formas, el frescor del aire que insufla las batas infantiles, y la luminosidad del sol que hace saltar los colores y obliga a semicerrar los ojos a esa madre que, en la orilla del mar, sostiene a su pequeño.

Un interés por lo cotidiano también manifestado en el retrato a Clotilde..., donde dejara plasmada la figura de su esposa Clotilde García del Castillo mirando su reflejo en las aguas de una fuente.

En esa Granja de San Idelfonso, mientras pintaba el retrato del rey Alfonso XII por encargo del propio monarca, es donde Sorolla, atrapado por la belleza de los jardines, comienza a identificarse con esta temática que se hará recurrente en su paleta. Un tópico que no abandonaría terminada su estancia en Castilla, sino que continuaría pintando a lo largo de los años, alimentándolo con diferentes parajes de las provincias españolas en las que viviera con su familia, y en los que mantendrá a su esposa e hijas como modelos preferidas.

El mar, como espacio singular hacia el cual dirigir sus pinceladas, había motivado sus inquietudes artísticas unos años atrás, hacia 1895, con el revelador Aún dicen que el pescado es caro, que lo haría merecer en el mismo año la Primera Medalla en la Exposición Nacional, otro asunto que perseguiría con predilección representando las faenas cotidianas de los pescadores de su tierra natal, Valencia.

Son estas temáticas marinas, de playas y retratos —donde se insertan Verano y Clotilde... como bellos exponentes—, las tipologías con las que el pintor alcanzó la cima de la fama, siendo en vida reconocido por todo el orbe como el autor español más sobresaliente de su época.

Expuestas quedarán Verano y Clotilde..., a partir de este 26 de mayo en la muestra que lleva por nombre Joaquín Sorolla (1863-1923), donde se aúnan casi cien pinturas pertenecientes a numerosas colecciones privadas y a diversas instituciones de todo el mundo.

La ambiciosa panorámica incluye además 14 valiosas piezas del Museo Sorolla —ubicado en la casa madrileña que habitara el pintor—, así como los 14 paneles gigantes que conforman la serie Visión de España, dibujados especialmente para el decorado de la Hispanic Society of America, en Nueva York.

De esta manera se rinde homenaje a Joaquín Sorolla en las más iluminadas de sus creaciones, a lo que Cuba se une con la magia del maestro pincel, desde las cercanías del Prado habanero hasta las veredas españolas que conducen a su pinacoteca nacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.