Se inaugura este domingo festival La Huella de España - Cultura

Se inaugura este domingo festival La Huella de España

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

El reconocido guitarrista español José Luis Martínez y el Ballet Español de Cuba participarán en la gala de apertura en el Gran Teatro de La Habana

Hace mucho tiempo que no son «sombras» que solo veía nuestro Poeta Nacional Nicolás Guillén cuando escribió Balada de los dos abuelos. ¿Habrá alguien que desconozca que la nación cubana le debe su rebeldía, su ímpetu, su música, su danza, su empuje..., a los Federicos y Facundos que se unieron para fundarla? Mañana, cuando en el Gran Teatro de La Habana (GTH) la voz prodigiosa e inalterable del maestro Luis Carbonell vuelva a juntar a los dos abuelos, ellos suspirarán, los dos del mismo tamaño,/ bajo las estrellas altas;/ los dos del mismo tamaño,/ ansia negra y ansia blanca,/ los dos del mismo tamaño... Entonces, ambos gritarán, soñarán, llorarán, cantarán. ¡Cantarán! Y es que habrá comenzado la edición 21 del festival La Huella de España, donde la cultura toda se dispondrá a la fiesta para retribuir a los abuelos por nuestras sólidas raíces.

Fue la gran Alicia Alonso, agradecida porque en la base de su danza fabulosa, en sus movimientos, en su manera única de sentir la música hay mucho de la sangre española que corre por las venas de todos los hijos de esta tierra, independientemente del color de la piel. Por ello ideó en 1988, junto al entonces Cónsul General de España en Cuba, Juan José Santos Aguado, La Huella de España, en momentos en que, además de guiar los pasos del Ballet Nacional de Cuba, dirigía el Gran Teatro de La Habana.

Y justamente en ese espacio será donde este domingo, a las 9:00 p.m., iniciará el festival, con una gala de apertura que dará al público cubano la posibilidad de encontrarse con el reconocido guitarrista español José Luis Martínez, autor de más de 20 obras para ese instrumento y notable concertista e investigador, graduado con el Premio Extraordinario Fin de Carrera en el conservatorio Padre Soler de San Lorenzo de El Escorial.

Este domingo también el Ballet Español de Cuba mostrará por primera vez en el mundo la obra Sevilla y el tiempo, pieza que llega en el año del aniversario 85 del natalicio de Servando Cabrera, después que el bailarín y coreógrafo Eduardo Veitía, director de la compañía, se inspirara en la colección Sevilla del afamado pintor. Sin embargo, este no será el único estreno con ese carácter, pues durante la XXI Huella de España —se extenderá hasta el 7 de junio—, la Alonso pondrá a la consideración del público y la crítica su ballet Preciosa y el aire, como mismo lo harán Eduardo Blanco (Por una voz) y Susana Pons y DanzAbierta con MalSon, que ahora se verá en Cuba.

Como su título lo indica, Preciosa y el aire (día 4, sala García Lorca, 8:30 p.m.) es el homenaje de la prima ballerina assoluta al autor del Romancero Gitano. Para la ocasión, Alicia eligió la música del granadino Ángel Barrios. El diseño escenográfico, así como el vestuario corresponden al artista cubano Frank Álvarez.

Preciosa y el aire subirá a escena durante la gala del BNC, donde el colectivo danzario más internacional de la Isla presentará un programa variado, que integran las obras Serenata goyesca, el pas de deux de Don Quijote y Tablada.

Por una voz nos traerá de vuelta, la noche de clausura, las magníficas interpretaciones que hiciera Barbarito Diez de clásicos de la cancionística nacional como Y si llego a besarte, de Luis Casas Romero; Corazón perdona, de Graciano Gómez; y Esas no son cubanas, de Ignacio Piñeiro. Como Alicia y Veitía, Blanco quiso rendir tributo, un siglo después de su nacimiento, a ese otro grande la cultura cubana.

Con música y videos de X Alfonso, y las interpretaciones de Mailyn Castillo, Saro Silva, Yaima Cruz, Abel Berenguer y Yoan Matos, MalSon es la carta de presentación en el Teatro Mella, del 4 al 7 de junio, de la prestigiosa compañía fundada por Marianela Boán y que ha dejado una impronta en la danza contemporánea con obras al estilo de El pez de la torre nada en el asfalto, El árbol y el camino y Chorus Perpetuus.

Mucho más que danza

Como en años anteriores, el Gran Teatro de La Habana será una de las sedes principales del festival. Allí cada noche se anuncia una gala, como la flamenca del viernes 5, a las 8:30 p.m., cuando actuarán Habana compás y la compañía Ecos, que conduce Danny Villalonga. Al día siguiente, el Ballet Español de Cuba repondrá Carmen, con coreografía de Eduardo Veitía, al tiempo que participará en el recordatorio de la notable figura de Antonio Gades, el día 7, cuando interprete con su bailar inconfundible Al Andalus.

En esa jornada de cierre, además de la mencionada pieza y de Por una voz, se disfrutará el arte de Liuba María Hevia y su grupo, de la Camerata Vocal Sine Nómine. (El homenaje al creador de Bodas de sangre, se extenderá al Museo Nacional de Bellas Artes, donde el día 5, a las 6:00 p.m., se efectuará un coloquio sobre el genial bailaor y coreógrafo; momento en que se exhibirá el documental La ética de la danza, para luego dar paso al recital de los cantaores Celia Flores (España) y Andrés Correa.

La sala Lecuona del coliseo de Prado ha sido el lugar escogido para que el 4 de junio, a las 7:00 p.m., tenga lugar Todo palpita y canta, un foro de narración oral que con guión de Benny Seijo será dirigido por la reconocida Mayra Navarro. En ese propio espacio, dos días después, a la misma hora, estará la cantante Dalila con su concierto Mi Habana.

Precedidas por excelentes críticas, las pianistas españolas María José Barandiaran y María José Bustos, integrantes de BdVduo, darán muestra de su clase en el Teatro Auditórium Amadeo Roldán (7 de junio, 11:00 a.m.), cuando interpreten Allegro non tropo de la Sonata en Fa m. op. 34 bis, de J. Brahms; Nocturno de la suite op. 6, de D. Shostakovich; Capriccio d’apres Le Bal Masqué, de F. Poulenc; Cierta primavera, de J. Nieto; y Tres Danzas Andaluzas, de M. Infante.

El próximo martes, en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, se presentará el libro El deshielo, de Lino Braxe, a las 5:30 p.m. Una hora y media después, este autorizado escritor se unirá a Rómulo Sanjurjo y otros invitados para brindar el concierto Generación del 27.

Muy esperado es el encuentro entre la soprano española Paulina Ceremuzynska y el Conjunto de Música Antigua Ars Longa, el cual se producirá en la Iglesia San Francisco de Paula, el 4 de junio, a las 6:00 p.m. Esa tarde el auditorio tendrá la oportunidad de escuchar cantigas de amigo medievales gallegas (...E moiro-me d’amor).

La plástica estará muy bien representada en esta Huella de España, gracias a exposiciones del patio como foránea. Entre los que llegan se encuentra Juan Carlos Mestre quien también es conocido por su obra poética (Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo, La poesía ha caído en desgracia y La tumba de Kyats). De visita por segunda ocasión, Mestre viene ahora con una muestra de su obra plástica.

El Faro de la utopía se nombra su propuesta, la cual será inaugurada este lunes, a las 5:00 p.m., en la galería Guayasamín (Obrapía 112, La Habana Vieja), donde también quedará expuesta al público la titulada Farsa, de Ignacio Fernández Mérida. Ese mismo día se prevé la apertura de la muestra fotográfica de Andrey González Kremliakov denominada Huellas y andares, en la Fototeca del Gran Teatro de La Habana, a las 6:00 p.m.

El cine no podía faltar con no pocos de los títulos más destacados del séptimo arte de la península ibérica, los cuales se proyectarán en dos tandas (5:00 p.m. y 8:00 p.m.) en el céntrico Cine 23 y 12.

En la nómina de películas aparecen, entre otras, Mataharis, Mujeres al borde de un ataque de nervios, El orfanato, Caótica Ana, Los Borgia, El momento de la verdad, La torre de Suso y Los tarantos, con Antonio Gades, Carmen Amaya, Sara Lezana y Daniel Martín.

La muestra cinematográfica nos podrá en contacto con dos de las actrices más afamadas de la nación europea: Belén Rueda y Paz Vega. La primera aparece en dos largometrajes: 8 citas, de Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen (la historia de una relación amorosa contada en clave de comedia a través de ocho momentos) y la premiada El orfanato, de Juan Antonio Bayona (Laura regresa con su familia al orfanato donde creció, con la intención de abrir una residencia para niños discapacitados. Allí su hijo comienza a dejarse llevar por extraños juegos de fantasía, que dejarán de ser una mera diversión para convertirse en una pesadilla).

A Paz Vega la veremos bajo las órdenes de Javier Balaguer en Solo mía (Joaquín y Ángela, enamorados a primera vista, vivirán felices hasta después del embarazo, cuando aparecen reproches e insultos); y de Antonio Hernández en Los Borgia (Rodrigo Borgia, padre de una familia española residente en Roma, es elegido Papa con el nombre de Alejandro VI, y sueña con aumentar los territorios y poderío del Vaticano).

Este domingo, cuando suene el cañonazo, en el Complejo Histórico Militar Morro-Cabaña, una de las más antiguas fortalezas construidas en América por los españoles, al pie de la Bahía de La Habana, habrá comenzado la XXI edición de La Huella de España, y los cubanos celebraremos orgullosos y brindaremos por nuestros antepasados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.