Inició Liuba María Hevia gira por ciudades del oriente cubano

Santiago de Cuba acogió el concierto con el que Liuba inició la gira que durante los próximos días la llevará por teatros e instituciones de Granma, Holguín y Camagüey

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Cada nota musical trajo la alegría de un papalote terco muy terco, el aliento de la mágica travesía de un trencito de azúcar, la inquietud de una campana que toca, toca y toca… regalando sueños.

A pesar de sus dolencias, casi un centenar de niños que se reunieron en el teatro del hospital infantil Juan de la Cruz Martínez, en esta ciudad, tuvieron por un rato el sabor de un granito de canela y su día se iluminó hasta hacerse inolvidable.

Retadas por el amor verdadero, las cosas feas, como las enfermedades, cambiaron el color de la tristeza por un arcoiris de felicidad. Los adultos pudieron reír como niños; los pequeños anhelaron y disfrutaron la vacuna del cariño; y los artistas vieron con satisfacción cómo puede convertirse la música en la mejor terapia, la de la ternura.

Eso, un canto a la vida y la virtud, fue el concierto con el que Liuba María Hevia inició en esta ciudad una gira que durante los próximos días la llevará por teatros e instituciones de salud de Santiago de Cuba, Granma, Holguín y Camagüey.

Liuba y su grupo regalaron su arte, además, a los niños que abarrotaron la sala principal del teatro Heredia para compartir una selección de los tres discos de música infantil en los que la creadora ha puesto el alma. El concierto tuvo el sabor de la complicidad entre la artista y su diminuto público y fue calificado por Liuba como un diálogo.

En la noche de este jueves, y desde el magnífico escenario de la sala de conciertos Dolores, la artista hizo un recorrido por sus temas para adultos y regaló al auditorio algunos estrenos que formarán parte de Puertas, nuevo disco que prepara.

El paso de la creadora por tierra santiaguera cerrará con un concierto en Palma Soriano, actuación que definió como prioridad en el programa de la gira, pues hace más de un año se la había prometido a los pobladores de esa localidad, que en gesto de reconocimiento a su entrega le esperaron bajo la lluvia.

Ese ejercicio de compartir afectos se repetirá, según explicó la creadora, en las ciudades vecinas, para concluir en Camagüey. La ruta está trazada, y apunta a lo mejor del ser humano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.