Mafalda sentada en su barrio de San Telmo

Raúl Torres es el invitado especial del espacio Trovando, dedicado esta vez al Benny Moré

Autores:

Kaloian Santos Cabrera
Aracelys Bedevia

Según Gabriel García Márquez «varias dosis de Mafalda y de “quinoterapia” son remedios que te aproximan a la felicidad». Tan suculento remedio estará desde este domingo sentado en un banco de una vía pública de Buenos Aires. Y es que Mafalda, quizá la niña más sensata e irreverente que jamás haya existido, ya tiene su estatua.

Asegura un cable de EFE que se trata de una representación de la chica de 80 centímetros de alto, lo que debe ser aproximadamente su tamaño natural. Es, además, un homenaje a Joaquín Salvador Lavado, Quino, padre del inquieto personaje.

El autor de la efigie es Pablo Irrgang, quien intentó acercarse lo más posible al carácter humano de Mafalda para que «la gente pueda sentirse identificada, sentarse y sacarse una foto», apuntó Irrgang.

Para la creación de esta obra, el artista argentino modeló la figura en arcilla, luego colocó un molde de silicona sobre el que reprodujo con resina de epoxy y fibra de vidrio. Para el toque final decidió utilizar colores que le tributaran plasticidad e hicieran que la modelo «no sea una muñecota solamente».

La escultura descansará en la calle Chile, del barrio porteño de San Telmo, cerca del hogar donde vivía Quino cuando en 1963 creó la historieta más famosa de Latinoamérica. Este distrito es conocido popularmente como «el barrio de Mafalda».

En areíto

Raúl Torres, una de las voces más ricas e interesantes de la trova cubana actual, será el invitado especial de hoy en el espacio Trovando, que como cada miércoles ofrecerá su descarga en el patio-bar de los clásicos estudios Areíto de la EGREM, ubicados en la calle San Miguel esquina a Campanario, Centro Habana.

El autor de piezas antológicas como Candil de nieve, Se fue o Nítida fe, por mencionar algunas de las más conocidas, se sumará en esta ocasión al piquete de la revista El Caimán Barbudo, para celebrar el cumpleaños 90 del más grande músico popular cubano: Benny Moré.

La descarga trovadoresca dará inicio a las 4:30 p.m., y contará también con la participación de cantores como Diego Cano, Ihosvany Bernal, Samuel Águila. La entrada será libre, por lo que podrán asistir todos los interesados.

Durante el encuentro, la EGREM venderá buena parte de su discografía, con precios especiales en moneda nacional. Sobresalen entre los discos La voz del Diablo Ilustrado y Raspadura con ajonjolí, antologías de jóvenes trovadores cubanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.