José Jasán: Un enamorado de la radio

El realizador cienfueguero de 21 años obtuvo el Gran Premio del XIX Festival y Concurso Nacional de la Radio Joven Antonio Lloga in memoriam, además de otros lauros colaterales como los entregados por la Radio Cubana, la UNEAC santiaguera y la familia de Antonio Lloga

Autor:

Eric Caraballoso Díaz

Madrid, barrio de Atocha, década de 1990. Un joven arquitecto descubre los acordes de una canción que le resulta atrayente... Así, entre el sonido filtrado del tránsito y el inicio sutil de una melodía, comienza Un coleccionista y un símbolo, radiodocumental que obtuvo el Gran Premio del XIX Festival y Concurso Nacional de la Radio Joven Antonio Lloga in memoriam, que recién acaba de concluir.

Su realizador, el cienfueguero José Jasán Nieves, recibió el galardón entre la alegría y el asombro. Un jurado compuesto por reconocidas figuras como Carlo Figueroa, de Radio Sancti Spíritus; y el santiaguero Salvador Virgili, premió su obra por «la excelencia en la realización, a partir de una dramaturgia acertada que utiliza como eje central del programa el testimonio de un coleccionista de música, pretexto para una acuciosa búsqueda e investigación alrededor de la pieza Guajira guantanamera, de Joseíto Fernández».

A este lauro, José Jasán sumó, además, los premios de Guión y Edición, ambos compartidos, más los colaterales entregados por la Radio Cubana, la UNEAC santiaguera y la familia de Antonio Lloga. A sus 21 años, este estudiante de Periodismo de la Universidad Central de Las Villas confiesa ser un enamorado de la Radio, y nos descubre las motivaciones de su multipremiada obra.

«Hace tres años conocí en Cienfuegos a Ramón Sánchez Rojas, un español apasionado por nuestro país y su cultura; y al hablar con él me contó que tenía una colección de Guajira guantanamera, una canción que sencillamente le fascina. Por ese entonces yo empezaba en la universidad, y me propuse hacerle una entrevista en algún momento. Así que le insistí, y le pedí que trajera en un disco algunas versiones que él considerara las más significativas para sentarnos a conversar.

«Finalmente, en febrero de este año, pudimos dialogar con un poco más de calma, y resultó ser un excelente comunicador, con una historia sumamente atractiva. Entonces me di cuenta de que un testimonio o una entrevista se quedarían muy cortos, que serían insuficientes para contar todo lo que él tenía que decir, y, a la vez, para aclarar aquellas dudas que fueron apareciendo mientras investigaba: el debate sobre quién es el autor oficial, cómo llegó el tema a los oídos de Peter Seeger; en fin, todo lo que hay alrededor de la canción.

—Por eso optaste por el radiodocumental...

—Claro, me percaté de que el radiodocumental como formato, como tipo de programa radial, me permitía exponer todas las ideas. Así, además de las opiniones de Ramón, están las de especialistas como María Teresa Linares, el locutor José Humberto Albanés, la hija de Joseíto Fernández, y el compositor Héctor Angulo, quien tuvo un papel decisivo en la evolución de ese tema músical.

«Cada uno de ellos cuenta una parte de la gran historia de esta pieza, de cómo una canción se ha convertido, sin que nadie se lo haya propuesto intencionalmente, en un símbolo de nuestra nacionalidad. Lo dice María Teresa Linares en el documental: “Tenemos el Himno de Bayamo, pero tenemos detrás, inmediatamente detrás, a Guajira guantanamera”, que nos identifica, y que representa la cubanía donde quiera que la escuchemos. De alguna manera, ese es el espíritu que quiero transmitir con mi obra».

Veintidós minutos dura Un coleccionista y un símbolo y, sin embargo, transcurren con la mayor amenidad para el oyente. A sus valiosos testimonios, une atractivas versiones de esa composición cantadas no solo en español, sino en idiomas inimaginados como el húngaro y el chino mandarín.

Como buen periodista, José Jasán reconoce el valor que tuvo para su trabajo el libro La Guantanamera, de Iraida Sánchez y Santiago Moreaux. Gracias a sus datos y pruebas documentales, pudo redondear un radiodocumental en el que no faltan desde una antológica controversia entre Joseíto y Benny Moré, hasta citas literarias a la inmortal guajira.

—Pero, ¿qué representa para un futuro periodista ganar el Lloga precisamente con esta obra?

—Es una sensación magnífica, una alegría. Me resulta muy difícil describirlo. Yo les pediría a las personas que se imaginaran un momento muy feliz en su vida, y que trataran de ponerse en mi lugar.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.