Fabulosa acogida en Sevilla al grupo de teatro infantil La Colmenita

Las presentaciones de las obras Y sin embargo, se mueve y La Cucarachita Martina protagonizaron la gala por la primera graduación de 200 alfabetizados, gracias a la aplicación, en suelo sevillano, del método cubano «Yo sí puedo»

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Todavía los pequeños de la compañía infantil de teatro La Colmenita no acaban de salir del asombro, a pesar del éxito del cual gozan por la fabulosa acogida que han tenido en suelo sevillano las presentaciones del gran musical La Cucarachita Martina y de la exitosa Y sin embargo, se mueve. Y es que ellos fueron los protagonistas artísticos, recientemente, de un gran acontecimiento: la primera graduación de 200 alfabetizados, gracias al efectivo método cubano Yo sí puedo.

Resulta que Lía, Magela, Olito, Sheila, Caterín, Marsán, María Carla, Wendy, Alá, Luisito, Ernestico, Danielito, Rocío, Lilita, Jico, Carolina, Ingrid y Robert se sorprendieron al conocer que en una ciudad del «Primer Mundo» como Sevilla, de 700 000 habitantes, «hay, oficialmente, 35 000 analfabetos, además de que el 40 por ciento de esa población española es analfabeta funcional».

Así lo hizo saber a JR, vía correo electrónico, Carlos Alberto Cremata, director de esa agrupación Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF que se encuentra de gira por el país europeo.

«Les comparto algunas sensaciones que vivimos aquellos que tuvimos el privilegio de coincidir con un momento absolutamente histórico. Imagínense que había una señora muy mayor, de 70 y pico de años, que se graduó de alfabetizada, y que lloraba y lloraba en su casa ante los suyos, cuando pudo leer las postales que le había mandado su marido (ya fallecido) hace !!!50 años!!!, cuando estaba en la Mili (el servicio militar). Cuentan que los hijos le decían: “Mamá, ¿por qué lloras tanto?”, y ella respondía: “¡Porque me estoy enamorando de nuevo de vuestro padre!”.

«También nos informaron que otras mujeres que pasaron el curso y se graduaron no pudieron asistir al acto, porque sus maridos no lo podían saber. Y es que están sometidas a un nivel de violencia doméstica muy fuerte. Ellas se escapaban de la casa dos horas, iban al punto del Yo sí puedo, y así lo lograron».

Interrogado por este diario sobre los pormenores del suceso, Tin Cremata informó que fue «un acto precioso, a pesar de que afuera estaba diluviando. Así y todo, la cancha deportiva donde tuvo lugar se mantuvo repleto de gente. Nosotros abrimos con Venga la Esperanza, y tras la intervención de nuestro embajador en esa nación, Alejandro González Galiano, hicimos el Son de la Alfabetización, de Carlos Puebla.

«Los presentes se pusieron a palmear cuando interpretamos Preciosa (según las opiniones, el tema que más impresionó), para cerrar, después que se entregaron los títulos con el popurrí de Van Van, que puso a todo el mundo de pie. Los muchachos tocaron de forma tan “endiablada” que parecían el mismísimo tren de Juan Formell».

La Colmenita continuará actuando en Andalucía hasta el venidero 2 de enero —con lo cual saludarán el aniversario 51 del triunfo de la Revolución—, y compartirá el escenario con su homóloga sevillana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.