Sabiduría indígena en el lente de fotógrafo italiano

Rafael Salvatore lleva la mitad de su vida en Venezuela porque, según comenta, aquí se enamoró de la cultura indígena, de la cual alaba la sabiduría

Autor:

Prensa Latina

El fotógrafo de origen italiano Rafael Salvatore lleva la mitad de su vida en Venezuela porque, según comenta, aquí se enamoró de la cultura indígena, de la cual alaba la sabiduría.

He vivido en Italia, Francia, Suecia y Argentina, pero cuando tropecé con la cultura popular e indígena de este país decidí quedarme, confesó Salvatore a Prensa Latina.

Soy fotógrafo, en ese intento ando hace más de tres décadas. Así que soy bastante cabeza dura. Frente al fracaso vuelvo a intentarlo.

Dice un  proverbio chino que si te caes siete veces, levántate ocho. No lo sabía, pero más o menos sigo esa disciplina.

Refiere que al sureño estado Amazonas llegó en los años 80 y hace poco más de un lustro, a través del Centro de Diversidad Cultural, pudo ahondar más en este mundo primigenio.

Durante unos cuatro días me quedaba con ellos (los autóctonos) y podía conversar, una de las cosas que más me gustan. Quería saber cómo armaban la vida y sobre qué la basaban.

Fue asombroso el contacto intercultural, poseen una gran sabiduría y lamento que todo se pierda porque ellos no tienen la fuerza para modificar esta locura de nosotros los    civilizados.»

Considero que, en lo individual, me ha ayudado mucho el intercambio con ellos pero no estoy a la altura de lo que es su conocimiento, todavía me falta mucho.

Es estar frente a un grupo que tiene sus medicinas, su mitología, sus creencias, su comida. Uno está delante de otro concepto, pero vivo.

No debemos verlos como objetos porque por lo general se va al zoológico y si se visten así, y si tú le puedes sacar la foto más extraña, te parece bellísima.

Durante una de mis conversaciones le pregunté a un chamán (sabio) cómo castigan y me dijo: no hay castigo.

El poeta venezolano Gustavo Pereira refiere en uno de sus textos que para ellos perdonar es olvidar.

Eso que me dices de Pereira, perdonar es olvidar, es un concepto impresionante de los que te dejan con ganas de decir: todo lo que he aprendido es nada   .

¿Con cuántos pueblos originarios de Venezuela ha interactuado, porque son unos 40?

«Con más de 30 porque llevo unos seis años en contacto con ellos a través del Centro de la Diversidad Cultural. A mí me haría falta mucho más porque no todo lo ves en unos pocos encuentros.»

Conocimiento originario en Bellas Artes

En el Museo de Bellas Artes de Caracas se exponen unas 60 fotografías bajo el título Sabiduría Originaria de Rafael Salvatore, quien indica que es una pequeña selección de todas las instantáneas con las cuales cuenta el Centro de la Diversidad.

Me gusta ese título para la exposición porque es como estar en contacto con el origen. No sé por qué nosotros nos desviamos. Ellos se mantuvieron en una sabiduría humana.

Son personas que tienen ese contacto con la naturaleza y saben dónde perforar a 40 y 50 metros para conseguir el agua. Llama la atención cómo ellos, sin aparatos tecnológicos, saben dónde la hay, si se va a inundar o no.

El chamán del pueblo tiene la responsabilidad de crearle la seguridad. Ese conocimiento comenzó a impresionarme porque uno no sabe nada, yo manejo un carro o aprieto una computadora y no sé cómo funcionan.

A los niños los preparan para todo, incluso para el dolor.

¿Cómo es eso?

Hay comunidades que les ponen hormigas, tienen que resistir las picadas, los flagelan. Hay toda una preparación y, a los 11 años, están listos para vivir solos, para cazar.

A mis seis, siete años, no sabía nada, sin embargo, a esa edad pueden ser independientes, están preparados para sobrevivir en la selva de 15 a 20 días solos.

De adolescente siempre quise saber cómo son las cosas y aún hoy sigo buscando respuestas. No digo que los indígenas tengan la verdad, siempre tengo la esperanza de que mañana otra cosa se me va a revelar.

Eso es cuanto siento analizando lo que me pasó con ellos. Esa es la preparación para aceptar y recibir cierto conocimiento y uno debe buscarlo en las personas que pueden darte una respuesta.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.