Lezama en la piel y la escritura

Con la participación de importantes escritores, fue realizado en la 19 Feria Internacional  del Libro Cuba 2010, coloquio homenaje dedicado al autor de Paradiso

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

«Parece mentira que usted no me haya llamado hoy, el día de nuestro santo», decía una voz del otro lado del auricular. «Lezama, usted sabe que tengo cosas que hacer en mi casa, que es muy grande», le contestaba Fina en tono de disculpa. Mientras, el autor de Paradiso le salía al paso con una linda frase: «No hable mal de su casa, Fina. Crezca hasta ella».

Fina García Marruz recordaba así a José Lezama Lima. Con sus anécdotas la poetisa humanizaba al escritor ante los lectores que asistieron al coloquio homenaje que se  dedicó al autor de Paradiso en la 19 Feria Internacional del Libro Cuba 2010. Explicaba que era su vocación martiana, su cubanía y ese orgullo de haber nacido en esta Isla, «una fiesta innombrable» para él.

En casa, la poetisa disfrutaba de las conversaciones de su esposo, Cintio Vitier, con Lezama. Ella solo «permanecía oyéndolos», mientras el tiempo se detenía. Contarlo este miércoles en La Cabaña, provocó el mismo efecto en el auditorio.

Otros literatos también dibujaron con palabras al Lezama que conocieron, ya sea desde ese fabuloso mundo que supo crear en sus textos o fuera de él, cuando solo era José.

El escritor César López evocó el fino humor lezamiano, que fusionaba en su exquisita escritura, a la vez que su colega Reynaldo González confesaba los caminos que trazó para penetrar en la «órbita» literaria de Lezama Lima, siendo esos itinerarios suyos una vía que contribuye a la comprensión de quienes se adentran en su obra.

El autor de Llorar es un placer recomendó a los asistentes el segundo tomo de las Obras Completas de Lezama: Tratados de La Habana, un conjunto de ensayos, trabajos críticos y reseñas que presentó Letras Cubanas, donde se establece un exquisito diálogo sobre la vida y la cultura de la capital.

Otras joyas literarias también se mostraron en el coloquio, como aquella compilación de Ciro Bianchi Ross que propone la lectura de un Lezama disperso (Ediciones Unión), para juntar artículos que el célebre escritor no incluyó en sus libros. Bianchi Ross además se aventuró en su óptica periodística con Asedio a Lezama y otras entrevistas (Letras Cubanas), y nos ofrece conversaciones inéditas con poetas pertenecientes al grupo Orígenes, entre ellos el gran novelista.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.