Exponen videos artísticos del Centro Pompidou de Francia en el Centro Wifredo Lam

La selección de diez piezas audiovisuales del Pompidou que hasta el 8 de abril estará en exposición, pertenece a la Colección Nuevos Medios, que abarca unas 1 700 obras de artistas de las más diversas latitudes

Autor:

Jaisy Izquierdo

A los que desean conocer cuáles son los caminos por los que transita el arte contemporáneo mundial, nada más recomendable que darse por estos días un salto hasta la Plaza de la Catedral. A un costado de la antigua iglesia, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, se puede apreciar La intratable belleza del mundo, una selección de diez piezas audiovisuales que pertenecen al Museo Nacional de Arte Moderno, Centro Pompidou, de Francia.

Si el año pasado los cubanos pudimos apreciar una muestra de los cuadros más famosos del Louvre, reproducidos en la verja del Castillo de la Real Fuerza; la presente ocasión abre, en feliz prolongación, la oportunidad de contactar con obras de una institución que desde 1977 resguarda el arte de los tiempos actuales, atesorando el fauvismo de Matisse, el cubismo de Picasso, el surrealismo de Chagall, o el pop art de Andy Warhol.

Esta, la porción del Pompidou que hasta el 8 de abril estará en exposición, pertenece a la Colección Nuevos Medios, que abarca unas 1 700 obras de artistas de las más diversas latitudes.

La poética de la imagen, revisitada a través de las nuevas tecnologías, viene a ser la llave para interpretar el mundo exterior, la sociedad, las disímiles realidades que nos circundan, o lo que Isaac Julian prefiere llamar Territorios (1984). Tales «territorios», delimitados por el poder, y que suelen nombrarse en materia de razas, géneros o clases sociales, el artista londinense los pone a flote, centrándose en la experiencia de los negros británicos, en el año 1984.

Marcados también por las fronteras, pero esta vez las geopolíticas, la norteamericana Jennifer Allora y el cubano Guillermo Calzadilla —ambos residentes en Puerto Rico— ponen Bajo discusión (2005) todavía, el conflicto de la Isla de Vieques, desocupada ya por las fuerzas militares, pero aún marcada por 60 años de ensayos armamentistas.

A otros Restos reales (2008) se acerca el joven francés Ciprien Gaillard, interrogando a la huella dejada por el hombre en la naturaleza; a la vez que su compatriota Nicolás Moulin prefiere situarse en el paisaje arquitectónico, con Nachdatch (2007) —inspirado en los edificios de Paul Rudolph—, donde los rayos de luz se filtran para bailar una armoniosa coreografía.

Chris Marker, el afamado escritor, fotógrafo y director de cine francés, a quien se atribuye la invención del ensayo fílmico se divierte cámara en mano, con Chats perchés (2004), descubriendo cómo el entorno parisino ha sido inundado por gatos que, sonrientes, asoman dibujados por todas partes.

La proyección del documental va acompañada por una entrevista impresa al artista octogenario, quien afirma que su alter ego, por supuesto un gato —la misma figura felina que envía a los reporteros como su foto—, fue quien en realidad lo adoptó a él y no a la inversa, intensificando el desconocimiento de su verdadera biografía que —y esto sí es real—, incluye su visita a la Cuba de los años 60, que se concretó con la filmación del documental Cuba 51.

Con toda la experimentación e irreverencia que le caracteriza, Jean Luc Godard, considerado uno de los miembros más influyentes de la Nueva Ola, también está presente en la muestra. El autor de Pierrot el loco, ensaya un «corta y pega» de las imágenes de numerosas películas para acercarse a una de sus grandes pasiones, el cine. Ya desde Cahiers du Cinéma sus teorías artísticas habían quedado expuestas, pero con Historia(s) del cine: El control del universo (2000) el realizador prefiere contar esta, su historia personal del cine, realizada sacrílegamente en formato de video.

Un diario digital titulado Cargo (2001) es la propuesta de la inglesa Laura Waddington, una obra que recuenta el viaje a bordo de un carguero durante su travesía hacia el Medio Oriente. Mientras, Infraestructuras (2002), de Rachel Reupke, orienta su brújula a través de diversos medios de transporte: con las viejas técnicas de los efectos especiales cinematográficos construye imágenes montadas, creando un puerto, una autopista, un aeropuerto y una vía férrea, con la misma montaña de los Alpes como telón de fondo.

Kobarweng o Dónde está tu helicóptero (1992), del belga Johan Grimonprez, completa la lista junto a Los protestantes (2005), de Clarise Hahn. El primer video reconstruye con imágenes de archivo la llegada de unos científicos a un remoto pueblo de Nueva Guinea; y el segundo, prefiere adentrarse en las normas de comportamiento que complejizan las relaciones entre los miembros de una familia: la de la propia autora.

Así, con temáticas muy diversas se hila La intratable belleza del mundo, un tejido que desde el título asumido por la curadora Christine Van Assche, conservadora principal de la Colección Nuevos Medios del Centro Pompidou, nos advierte de la existencia de un universo tan plural y profundo que, solo con la etérea materia del arte puede ser, al menos, intuido.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.