Una hazaña de resistencia cultural

Así calificó el ministro de Cultura, Abel Prieto, al Festival del Caribe, un evento que llega a los 30 años de existencia ininterrumpida

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Como una hazaña de resistencia cultural y una proeza de la Casa del Caribe, de la cultura y del pueblo santiaguero, calificó aquí el ministro cubano de Cultura, Abel Prieto Jiménez, los 30 años de existencia ininterrumpida del Festival del Caribe.

Este evento logró mantenerse sin faltar un solo año, incluso en los duros tiempos del período especial, de mayor contracción económica, y ello tiene mucho que ver con el empeño de Orlando Vergés y su equipo, y la figura de Joel James, un hombre excepcional que se paseaba por la llamada alta cultura y conocía lo popular como pocos, un descubridor de verdaderos procesos culturales inéditos.

En el habitual encuentro con personalidades, representantes de grupos y coordinadores de delegaciones participantes en el Festival, Prieto Jiménez calificó a la llamada Fiesta del Fuego como un evento singular, único, pues, aunque tiene un fuerte atractivo turístico, nace de las raíces de este país.

No es un festival de seudofolclor, agregó, no es esa cultura falsificada para turistas que a veces se produce en algunos lugares.

El titular cubano de Cultura definió igualmente al evento como un monumento a la diversidad, que funde al mismo tiempo espacios para la reflexión, para la poesía, para la música, la danza y es el espacio idóneo para la presentación de esas culturas portadoras.

En la jornada se entregó la Placa Conmemorativa José María Heredia, máximo reconocimiento que otorga la Dirección de Cultura en la provincia, a Luciana Veira de Acevedo, presidenta de la Fundación para el Patrimonio Histórico y Artístico de Pernambuco.

Por sus aportes en la defensa de lo más autóctono de la cultura popular, fueron reconocidos además seis grupos portadores, habituales participantes en el evento: el grupo danzario Caidije, el Gagá de Barrancas, el grupo Pilón del Cauto, el grupo Oggún de Gara, la Tumba Francesa, La caridad de Oriente y el grupo danzario La Cinta, y se entregó diploma al Festival del Caribe en su aniversario 30.

Este lunes, Santiago fue otra vez una serpiente multicolor que, entre toques de tambores y sensuales movimientos, puso al pueblo a disfrutar de su fiesta, al tiempo que deseaba fuerza y prosperidad para su cultura.

La Fiesta del Fuego, que ya suma más de 1 300 participantes de 30 países, comenzó el sábado 3 y concluirá el 9 de julio.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.