¡Cuentos, traigo cuentos!

Del 8 al 11 de julio, tuvo lugar en el Centro Histórico de La Habana el primer Festival Internacional Cuentos para un añeja ciudad

Autor:

Carmen Iris Jiménez González

Los parques del Centro Histórico de La Habana fueron asaltados por cuentos y cuenteros. Durante cuatro días, un grupo de locos grandes llenaron corazones de historias, sin más recurso que la palabra. Y estas tres palabras mágicas: había una vez…, abrieron las puertas a un sueño hecho realidad.

El primer Festival Internacional Cuentos para un añeja ciudad, organizado por la Oficina del Historiador, entre otras instituciones, fue único y mágico.

La motivación principal fue el deseo puro de contar, y tuvo como recompensa la alegría de los niños. A ellos iba dedicado este Festival.

Para poder guardar tantos y tantos momentos especiales, el Rey Tuck trajo un gran cofre. Ahí está el memorable encuentro con Haydée Arteaga, la señora de los cuentos, homenajeada que desborda vitalidad a sus 95 años.

Igualmente la interesante tarde con Elvia Pérez, la osada capaz de materializar sus más altos sueños. También Loreley Rebull, quien creó leyendas de un país que nunca visitó. Y los nuevos amigos, las canciones, la visita al hospital William Soler, la conga con Gigantería…

Se necesitó mucho esfuerzo y trabajo para dar vida a este encuentro de narradores orales. El duende líder y amigo de todos, Osvaldo Manuel, dirigió el evento con amor y entrega.

Del 8 al 11 de julio, la añeja ciudad fue testigo de un festival recién estrenado. Los parques están abiertos para la próxima edición, esperando atentos, como el vino San Cristóbal, a que un grupo de locos grandes con almas de niños se reúna para contar cuentos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.